La justicia federal condenó hoy a 10 años y seis meses de prisión a Antonio Castillo, alias "Toño", un narcotraficante salteño que estuvo tres años prófugo y hasta su detención en 2018 era considerado el máximo proveedor de cocaína del norte argentino, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de la Capital Federal, integrado por los jueces Adrián Federico Grünberg, Ricardo Ángel Basílico y José Antonio Michelini.

Tal como había solicitado durante el debate el fiscal de juicio Diego Luciani, Castillo fue condenado a esa pena como autor del delito de "financiación y organización de actividades vinculadas con los estupefacientes, en función del delito de tenencia de estupefacientes y materias primas con fines de comercialización agravado por su comisión con la intervención organizada de tres o más personas".

Según la parte resolutiva del fallo –a la que accedió Télam-, el TOF 1 condenó además a pagar una multa de 35.000 pesos y las costas del proceso al imputado, quien se encuentra detenido con prisión domiciliaria en una vivienda de su ciudad natal, San Ramón de la Nueva Orán.

Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer en una audiencia programada para el 27 de abril.

"Toño" Castillo (56) fue detenido en agosto de 2018 en Bolivia, luego de haber estado prófugo y con captura nacional e internacional por orden de la justicia argentina desde 2015.

En ese momento, la Gendarmería Nacional (GNA) –fuerza federal que realizó su captura junto a la Policía Nacional de Bolivia-, informó que Castillo era el mayor proveedor de cocaína del norte del país.

Según la GNA, Castillo era un importante proveedor de cocaína en la zona de Bermejo (Bolivia) y en las localidades de Aguas Blancas, Orán, Hipólito Yrigoyen y Pichanal (Salta) como así también en otras provincias y abastecía de drogas a diferentes bandas que después las distribuían en el conurbano bonaerense.

"Mudanza Blanca", "Lagarto Blanco" y "Brujas Blancas", son algunos de los operativos realizados entre 2014 y 2015 en los que las fuerzas federales secuestraron cerca de 800 kilos de cocaína cuya procedencia estaba ligada al narco condenado hoy. (Télam)