El Tribunal en lo Criminal de Bahía Blanca comenzó hoy con el juicio oral contra dos hombres en el marco de una causa por estafas y tentativa de extorsión en remates judiciales que se llevaron a cabo en dicha ciudad y en la región del sur bonaerense desde 2013 hasta 2018, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 integrado por los jueces Julián Francisco Saldías, Daniela Fabiana Castaño y Eduardo Alfredo D´ Empaire comenzó pasadas las 10 el debate en el marco de la causa denominada "La Liga", investigada por distintas maniobras, directas o indirectas, vinculadas con el accionar de una banda que coaccionaba y estafaba en remates judiciales.

Fuentes judiciales señalaron a Télam que "en el marco del debate se analizará la conducta de Claudio Oscar Del Valle por los delitos de asociación ilícita agravada por considerarlo jefe u organizador, coacción, estafa procesal y extorsión y Rodrigo Emanuel García por los delitos de asociación ilícita en calidad de autor, coacción, estafa procesal, tentativa de estafa procesal y estorbo o impedimento de acto funcional".

Según indicaron las fuentes, en el inicio de la causa estuvieron vinculadas 16 personas que fueron investigadas por distintas maniobras de las cuáles siete llegaron a distintas instancias de debate.

"La causa fue elevada contra siete personas, pero días antes de la concreción del presente debate se presentaron acuerdos de juicios abreviados por cuatro de ellos con penas que llegan hasta los 7 años de prisión", agregaron.

Además, desde el Ministerio Público Fiscal (MPF) indicaron que "en un caso se firmó una suspensión de juicio a prueba por 1 año y 6 meses, por el delito de estorbo o impedimento de acto funcional y tentativa de estafa procesal en concurso material de delitos, en carácter de coautor".

La causa comenzó a ser investigada en el año 2015 por el ex fiscal Sebastián Foglia, quien ahora se desempeña en el fuero federal por lo que en el debate lo reemplazará el fiscal Gustavo Zorzano.

Zorzano dijo: "vamos a tratar de probar que hubo un grupo ilícito que se autodenominaba La Liga que operaba en los remates judiciales distorsionando a éstos".

"Es decir, el remate judicial debe ser un acto público donde todos aquellos que tengan voluntad de adquirir un inmueble puedan ir libremente y ofrecer la suma de dinero que consideren adecuada para adquirir el bien", agregó a la prensa en la puerta de Tribunales.

Para el agente fiscal "esto se distorsionaba, se amenazaban a las personas para que no oferten dinero o algunos que no acordaban con este grupo se corrían y se pagaban sumas que no eran la que el mercado indicaba".

"Originalmente fueron 16 imputados, muchos de ellos optaron por las alternativas al juicio oral en algunos casos fue la suspensión de juicio a prueba y en otros juicio abreviados", agregó.

(Télam)