Dos personas fueron detenidas y cinco locales donde se vendían teléfonos celulares robados quedaron clausurados, en el barrio porteño de Liniers, informaron hoy fuentes policiales.

El procedimiento se realizó en una galería ubicada sobre la colectora este de la avenida General Paz al 10.700, donde de seis locales monitoreados, cinco fueron cerrados por la Agencia de Gubernamental de Control (AGC) por hallarlos en infracción.

Más de 1.800 celulares e implementos de telefonía secuestrados, gran parte de ellos producto de robos fue el resultado de una inspección conjunta realizada en locales de Liniers por la AGC y la Dirección General de Coordinación Operativa del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño con el apoyo de la Policía de la Ciudad.

En el operativo dio colaboración la División de Operaciones Especiales requeridas por el Ministerio Público Fiscal de la Policía de la Ciudad.

En la revisión, 98 teléfonos celulares fueron detectados en violación a la ley 25.891, conocida también como Ley Blumberg, ya que 48 aparatos tenían denuncia de robo, hurto o extravío y 50 habían sido suprimidos.

En tanto, los oficiales hallaron otros 193 teléfonos, 889 baterías y 691 módulos y carcasas en violación a la Ley 6.009 de la Ciudad, que es la que regula la identificación de los aparatos de telefonía y sus repuestos.

Durante las inspecciones, se identificaron a siete personas a cargo de los locales, sobre una de las cuales pesaba un pedido de captura por rebeldía en una causa por robo.

Realizada la consulta, el Juzgado Criminal y Correccional Federal de Marcelo Martínez de Giorgi ordenó, además del secuestro de los celulares, labrar actas las siete personas que estaban al frente del comercios, y liberar a seis de ellas.

En tanto, otro hombre fue sorprendido infraganti mientras dañaba un móvil policial, por lo cual fue detenido.

Se trata del novio de una de las personas que trabajaba en uno de los locales inspeccionados, y al ser identificado el sistema de antecedentes reveló que tenía al menos ocho causas por robo de celulares con la modalidad "robo canguro". (Télam)