La Cámara Federal de Casación Penal anuló la prisión domiciliaria concedida por un juzgado de Salta a dos argentinos con pedido de extradición a Bolivia, donde se los acusa de un crimen, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión del máximo tribunal penal federal del país se tomó en relación a Epifanio Murillo y Claudio Romero, cuya extradición a Bolivia fue concedida por el juzgado federal de Tartagal, Salta, que además les otorgó la prisión domicilaria hasta que se concrete esa medida, según el fallo al que tuvo acceso Télam.

Los dos argentinos serán juzgados en Bolivia por haber cruzado la frontera el 6 de septiembre de 2017 para, según la acusación del país vecino, asesinar a balazos a Juan Pablo Gonzáles Panoso, dentro de un local comercial en San José de Pocitos, Yacuiba.

La extradición es recamada por presunto homicidio agravado, desde la justicia de Instrucción Penal de Yacuiba, provincia Gran Chaco, Departamento Tarija de Bolivia.

Según el pedido de extradición que concedió la Justicia argentina, la víctima fue asesinada de "múltiples disparos de armas de fuego calibre 9 milímetros" efectuados a su cabeza.

Los camaristas de Casación Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa anularon el arresto domiciliario que se les había concedido y dispusieron que vuelvan a prisión hasta que se concrete la extradición.

Ambos acusados tienen además causa penales por las que fueron condenados en Salta.

Los jueces advirtieron que "las circunstancias de riesgo procesal presentes en estas actuaciones podrían tornar posible la frustración del proceso de extradición, comprometiendo además la responsabilidad internacional de la República Argentina".

"Ello, pues al declarar en el primer punto de la decisión recurrida la extradición de los encartados, el Estado Argentino se encuentra comprometido a asegurar la entrega de los detenidos a los fines de cumplir con lo solicitado por el Estado Plurinacional de Bolivia", agregaron los camaristas.

(Télam)