Un hombre que se encontraba prófugo tras ser acusado de asesinar de un disparo en la cara a un niño de tres años en 2013 fue detenido en las últimas horas en un asentamiento de la ciudad tucumana de Banda del Río Salí, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Diego Fabián Olivera, quien fue detenido ayer por la tarde durante un allanamiento llevado a cabo en una vivienda de ese asentamiento por efectivos de la policía junto a la Dirección de Análisis Criminal del Ministerio Público Fiscal (MPF).

Olivera está acusado de ser quien mató de un disparo a Alexis Gabriel Rojas (3), cometido el 23 de noviembre de 2013 en esa misma localidad, cuando el nene iba a bordo de un carro de tracción a sangre junto a su padre y a su primo.

Según las pesquisas, ese día el niño y sus familiares fueron abordados por seis hombres que circulaban en tres motocicletas, entre los que se encontraba Olivera, quienes sin mediar palabra rodearon el carro y comenzaron a dispararles, lo que provocó la muerte del menor de edad de un tiro en el rostro.

En 2016, cuatro de los involucrados en el ataque fueron condenados, mientras que sobre Olivera pesaba un pedido de captura emitido en 2013, ya que estuvo prófugo de la justicia hasta ayer.

En el marco de la causa, la Fiscalía Conclusional de Homicidios solicitó en octubre del año pasado la colaboración de la Dirección de Análisis Criminal, perteneciente al Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF, con el objeto de procurar establecer el paradero y detener al prófugo.

Al detenido se le imputaron los cargos de homicidio agravado con arma de fuego en perjuicio del niño y la tentativa de homicidio respecto de su padre. (Télam)