Los investigadores del crimen de un remisero que fue hallado estrangulado con un cable y golpeado en la cabeza en un descampado del partido bonaerense de Moreno buscaban hoy a dos sospechosos que se hicieron pasar por clientes con el fin de robarle, informaron fuentes judiciales.

Efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones de Moreno, junto a la fiscal de ese distrito Karina Saucedo, analizaban la evidencia reunida hasta el momento, con el fin de localizar a los criminales.

A tal fin trabajaban sobre imágenes de las cámaras de seguridad de la zona donde apareció el cuerpo del remisero Antonio López (67) y aguardaban los resultados de la autopsia.

De acuerdo a la pesquisa, fueron dos las personas que cerca de las 5 de la madrugada de ayer se presentaron en la remisería de la localidad de José C. Paz donde trabajaba López para pedir un auto que los llevara hasta General Rodríguez.

El viaje fue tomado por la víctima, quien no volvió a ser vista con vida desde que se retiró con esos pasajeros de la remisería.

Ante la falta de noticias del chofer, sus compañeros empezaron a buscarlo intensamente, hasta que su cuerpo fue hallado en un descampado de Moreno, sin rastros de su auto, un Chevrolet Corsa negro, ni de su celular ni de su billetera.

El cuerpo fue hallado por efectivos del Comando Patrullas de Moreno, en un descampado ubicado en el cruce de la ruta 24 y Viedma, de la localidad de Cuartel V, de Moreno,

Hasta allí llegaron tras un llamado al 911 que alertó sobre la presencia de un cadáver.

La víctima vestía una remera de color azul y tenía pantalones de jeans bajos, las zapatillas al lado del cuerpo, y un cable atado al cuello, con el que fue estrangulado, además de golpes en la cabeza.

Si bien en sus bolsillos había 8.392 pesos, la falta del auto y de sus objetos personales hacen creen a los investigadores que el móvil del crimen fue el robo. (Télam)