La ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich aseguró hoy que "los delincuentes están nuevamente empoderados" y que "han vuelto con la idea de que la calle es de ellos", tras el asesinato del kiosquero en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

"La calle les da poder y paralelamente le saca poder a las Fuerzas de Seguridad y les resta capacidad de acción frente al miedo que les provoca las sanciones que pueden tener por lo hecho", afirmó en diálogo con el periodista Luis Majul en el programa "Esta Mañana" que se emite por Radio Rivadavia.

En la misma línea, destacó que la doctrina del Gobierno le otorga poder al delincuente, mientras le quita peso y capacidad de acción a las fuerzas de seguridad.

Click to enlarge
A fallback.

Para Bullrich, el Gobierno "cree más en los delincuentes que en las víctimas" y ve a las fuerzas las "como sus adversarios y enemigos". Asimismo, la presidenta del PRO habló de la decisión del presidente Alberto Fernández de quitarle fondos al Gobierno de la ciudad con el objetivo de crear un fondo de seguridad para financiar la policía provincial.

"Gastan millones y millones de pesos en platita electoral y que los patrulleros se rompen, las fuerzas de seguridad no tienen atención", declaró, tras lo cual dijo: "Me gustaría saber dónde está ese fondo, quién lo administró y en qué se tradujo".

La ex ministra destacó que la inseguridad se combate con la implementación de "una política firme", donde los beneficiarios sean las víctimas y los ciudadanos, y que persiga la idea de proteger a la fuerzas de Seguridad.

"Contra el narcotráfico, que es el mayor productor de inseguridad del país, en defensa del nuevo código penal que tiene que votarse y con una prevención permanente donde los mismos vecinos pueden mirar cuántas veces pasa el patrullero", subrayó.

Para Bullrich, el error del Gobierno está en la estrategia: "El populismo cree que con cumbia le puede dar a la gente un minuto de alegría contra la muerte. Es una mirada de cortoplacismo. No valoran que la ciudadanía miraría mucho mejor que el dinero esté invertido en seguridad, en patrulleros".

Por último, hizo referencia al rol del actual ministro de Seguridad de la provincia Sergio Berni y declaró que no es la primera vez que está en el Gobierno: "Lo respeto, objetivamente en la práctica tiene una filosofía de un gobierno anti sociedad y anti víctimas". SR/KDV NA