El Ministerio de Seguridad de Mendoza aumentó la recompensa a 700.000 pesos a quien pueda aportar información sobre el paradero de Viviana Luna, la mujer que fue vista por última vez el 7 de diciembre de 2016, cuando fue a una entrevista de trabajo en la localidad de Potrerillos, y desde entonces es buscada intensamente por la Justicia, familiares y amigos.

Por este caso, Marcos Herrero, un adiestrador de perros de rastreo de personas, fue imputado de "plantar" restos óseos y otras pruebas falsas en la causa relacionada a la búsqueda.

La cartera de Seguridad de la provincia informó el aumento de la recompensa y solicitó que aquellas personas que puedan aportar datos sobre Luna, desaparecida desde diciembre de 2016, deberán comunicarse telefónicamente con la Dirección de Investigaciones o la Fiscalía de Homicidios al 0800-222-7627 o al 911.

Al momento de su desaparición, la mujer de 45 años, 1.70 metros de estatura, de unos 55 a 60 kilos, tenía cabello corto de color rubio teñido, tez blanca, ojos color café, y vestía un pantalón negro de jeans, campera azul oscura y zapatillas blanca.

De las investigaciones surgió que Luna salió de su vivienda el 7 de diciembre de 2016, en el distrito de Las Vegas, en Potrerillos, a una entrevista de trabajo en un Complejo de Cabañas y desde entonces no se la volvió a ver.

"El pago de la recompensa ofrecida estará supeditado por la calidad de los datos aportados que den con la aparición de la mujer, circunstancia que deberá ser certificada por la autoridad fiscal y/o judicial interviniente", señala el documento.

Familiares de Luna solicitaron a la Justicia continuar con la búsqueda y en este contexto se manifestaron y contrataron, en septiembre de 2021, a Marcos Herrero, un adiestrador de perros de rastreo de personas quien luego fue detenido en Rio Negro y trasladado a Mendoza y cumple prisión domiciliaria acusado por manipular evidencia falsa en la causa.

En aquella oportunidad, Herrero llegó a la provincia junto a sus perros con el objetivo de realizar una búsqueda de elementos para dar con el paradero de la mujer y, en ese contexto, en una vivienda abandonada en la localidad de Potrerillos hallaron restos óseos y la hipótesis era que se trataban de Luna, pero las pericias lo descartaron. (Télam)