Un adolescente de 16 años fue asesinado a puñaladas durante una pelea familiar en un barrio de la zona sur de la capital tucumana, y por el crimen fueron detenidos un hombre de 38 años y a una prima de la víctima, informaron hoy fuentes judiciales.

El joven asesinado fue identificado por los voceros como Lucas Eduardo Navarro, quien murió anoche en un Centro de Atención Primaria de Salud del barrio San Cayetano, adonde fue trasladado luego de ser atacado y herido de tres puñaladas, hecho por el que fue acusado y detenido un sospechoso llamado Guillermo Roberto Amaya.

La Unidad Fiscal de Homicidios informó, que según las declaraciones de algunos testigos, el hecho ocurrió ayer aproximadamente a las 23:30, en el pasaje Díaz Vélez 2800, cuando Navarro y Amaya, quienes vivían a una casa de distancia, comenzaron a discutir por motivos que se investigan.

En esas circunstancias, se produjo un forcejeo entre ambos, momento en el que el ahora detenido sacó un arma punzante y apuñaló tres veces al adolescente, agregaron las fuentes.

Navarro fue trasladado de urgencia al centro de salud de la zona donde finalmente falleció, mientras que Amaya se escapó de lugar.

En tanto, vecinos alertaron a la policía sobre lo ocurrido e indicaron la vivienda donde se encontraba escondido el agresor junto a su pareja, Carla Giselle Varela, quien es prima hermana de la víctima y también habría participado de la pelea que terminó con el crimen del adolescente.

Click to enlarge
A fallback.

Finalmente ambos fueron detenidos y deberán prestar declaración en las próximas horas.

En la casa se secuestró la remera que Amaya utilizó al momento del hecho, aunque no se halló el arma empleada.

En tanto, los investigadores se encuentran peritando las cámaras de seguridad de la zona, donde se habría captado la secuencia del ataque.

De acuerdo con los testigos, la palea se inició por problemas familiares entre la víctima y Amaya. (Télam)