Un joven de 18 años fue asesinado de una puñalada cuando salió en defensa de una amiga a la que al menos dos delincuentes intentaron robarle cuando ambos regresaban de estudiar de una escuela nocturna de la localidad bonaerense de Wilde, partido de Avellaneda, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El homicidio, que fue dado a conocer hoy, ocurrió el pasado miércoles en el cruce de las calles Echeverría y camino General Belgrano, en la mencionada localidad del sur del conurbano bonaerense, y este mediodía familiares y amigos de la víctima, identificada como Tomás Ruidia (18), realizarán un abrazo simbólico en la escuela a la que el joven asistía.

Según indicaron las fuentes a Télam, Ruidia fue atacado por dos delincuentes que asaltaron a la compañera con la que iba caminando tras salir de la Escuela Técnica 6 de Avellaneda, donde ambos asistían a clases.

Compañeros de ambos jóvenes indicaron que los asaltantes amenazaron con un cuchillo a la joven, por lo que Ruidia salió en su defensa y le gritó que saliera corriendo.

En ese momento, los atacantes apuñalaron al joven al menos cinco veces y escaparon.

Ruidia fue trasladado de urgencia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Wilde, donde recibió las primeras atenciones.

Luego fue trasladado en estado reservado al Hospital Finochietto de Avellaneda, donde falleció producto de las heridas sufridas.

El crimen es investigado por la fiscal Alejandra Olmos Coronel, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Avellaneda, quien dispuso las diligencias para dar con los agresores.

En tanto, familiares y amigos de Ruidia convocaron a un abrazo simbólico este mediodía en la puerta de la Escuela Técnica 6 de Avellaneda, ubicada en la calle Cotagaita 24 de la localidad de Wilde, para pedir justicia por Tomás.

“¡Sólo pedimos justicia!. Tomás no murió, a Tomás lo mataron y nos sacaron las ganas de vivir”, dice uno de los mensajes publicados en redes sociales por los amigos de Ruidia.

Otros de los posteos en la red social Facebook expresa: “Hoy tocó despedirte y no solo dejas a tu familia y amigos, dejas a todo el barrio Santa María y algunas más con un vacío inmenso, Tomy. El gran corazón y personalidad que tenías se reflejó en todo el barrio. Te vamos a extrañar siempre y nunca te vamos a olvidar. No vamos a parar hasta que se haga justicia por lo que hicieron. Siempre presente Tomás Ruidia”. (Télam)