Un hombre de 41 años fue asesinado de dos balazos, uno de ellos en la cabeza, cuando fue con su hijastro de 15 a entregar un dinero por la compra de un auto y las personas con las que se encontró lo hicieron subir a un auto, se lo llevaron y luego abandonaron su cuerpo en un descampado de la ciudad de Córdoba, informaron hoy fuentes policiales.

Los voceros añadieron que por el crimen hay un detenido y que se busca a más sospechosos.

La víctima fue identificada como Carlos Dángelo, quien ayer, acompañado por su hijastro de 15 años, fue hasta un estacionamiento de barrio Alto Verde, de la capital provincial, para reunirse con unas personas a las que debía entregarles un dinero por la compra de un automóvil.

En ese lugar, las personas con las que se reunió le pidieron a Dángelo que subiera a un automóvil Citroën C4, con el que se fueron del lugar, mientras que su hijastro se quedó esperando que regresara.

Los voceros agregaron que horas después, un llamado a la policía alertó sobre la presencia de un cuerpo en un descampado de la calle Los Polacos al 7900, en el barrio los Boulevares.

En el lugar, los pesquisas constaron que se trataba de Dángelo, quien estaba muerto con un disparo en la cabeza y otro en una de las piernas.

El vehículo Citroën C4 que había abordado la víctima, en tanto, fue encontrado más tarde incendiado en el barrio Nuevo Argüello, informó la policía.

El fiscal de Instrucción a cargo de la causa, Juan Pablo Klinger, ordenó la detención de un sospechoso de 30 años y busca a otras personas que serían parte del grupo implicado en el hecho. (Télam)