Un padre y su hijo fueron asesinados a balazos presuntamente por un delincuente que ingresó a su vivienda de una zona rural de la ciudad bonaerense de Zárate, y los investigadores creen que fue en el marco de un intento de robo, ya que las víctimas habrían cobrado 900 mil pesos por la venta de una cosecha, informaron hoy fuentes policiales.

El doble crimen ocurrió ayer domingo en una vivienda del barrio El Mangrullo, en una zona rural de la mencionada localidad del norte de la provincia de Buenos Aires.

Según detallaron las fuentes a Télam, las víctimas fueron identificadas como Venencio Oño (66) y su hijo Jonatan Manuel Oño (34).

Los primeros indicios indicaron que las víctimas fueron sorprendidas por un delincuente armado quien ingresó a la propiedad con intenciones de robo.

Luego de un forcejeo, el mayor de los hombres, de nacionalidad boliviana, recibió un disparo en el omóplato y en el ojo izquierdos, mientras que el menor de los Oño recibió al menos un tiro en la nariz.

Ambos fueron trasladados a bordo de una camioneta Mercedes Sprinter de un vecino al hospital local, donde finalmente los médicos confirmaron sus fallecimientos.

Los investigadores indicaron que el sospechoso se dio a la fuga sin cometer el robo.

Según señalaron, en la vivienda había una suma cercana a los 900 mil pesos del cobro de una cosecha, ya que las víctimas trabajando en una quinta de cultivo de frutillas, con venta en la zona de Escobar.

Interviene en la investigación del doble homicidio la fiscal Andrea Palacios, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial de Zárate-Campana, y la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate. (Télam)