El intendente de Morón, Lucas Ghi, fue asaltado por al menos cuatro delincuentes que lo interceptaron cuando llegaba en auto a la puerta de su casa de la localidad bonaerense de El Palomar, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió anoche, cerca de las 21.30, cuando el funcionario municipal, acompañado de su chofer y su secretaria llegaba a su vivienda situada en las calles Dinamarca y Escalada, del barrio Villa Rosales, de El Palomar, cerca de la Autopista del Oeste.

De acuerdo a lo informado por las fuentes, en esas circunstancias Ghi fue interceptado por al menos cuatro delincuentes que bajaron de un Renault Megane que instantes antes le habían robado a un joven cuando lo estacionaba en la puerta de su casa.

Además de ese auto robado, los delincuentes contaban con otro vehículo, un Peugeot 208, lo que hace suponer a los pesquisas que venían de cometer un raid de robos "al voleo".

Los voceros dijeron que el intendente fue despojado de su teléfono celular y de su billetera por los asaltantes, quienes rápidamente escaparon al parecer sin saber quién era su víctima.

Según fuentes policiales, los ladrones intentaron robarle el auto al chofer de Ghil pero no pudieron ponerlo en marcha y huyeron con los dos vehículos en los que se movilizaban.

Finalmente, el Megane robado al joven en primera instancia fue hallado abandonado con las puertas abiertas en Arturo Illia y Colectora autopista del Oeste, en Villa Sarmiento, también Morón.

Tras el asalto al intendente, intervino el personal policial de la comisaría 6ta. de El Palomar y se iniciaron actuaciones judiciales en Unidad Funcional de Instrucción 4 de Morón, a cargo de Oscar Marcos.

(Télam)