Un joven de 25 años que es primo de Érica Bullón, la novia del jefe de una célula de la narcobanda “Los Monos”, Uriel Luciano Cantero, fue detenido hoy en un domicilio de la localidad de Pérez por su presunta participación en hechos de extorsiones y balaceras, informaron fuentes policiales.

El sospechoso, identificado por la fuerza de seguridad como Franco B., fue arrestado por la brigada operativa de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en una vivienda de Jacarandá al 200 de la localidad de Pérez, contigua con Rosario hacia el oeste.

Según fuentes policiales, además de la detención, la policía de investigaciones secuestró un teléfono celular y dos motocicletas, una Yamaha YBR y una marca Guerrero.

En la causa que derivó en la detención del primo de la novia de “Lucho” Cantero interviene el fiscal Carlos Covani, quien lleva adelante una investigación por extorsión y balaceras, añadieron las fuentes, aunque no brindaron mayores detalles.

De acuerdo a los voceros, el joven detenido tendría relación con una parte de la banda “Los Monos”, que está liderada por el hijo del antiguo jefe de la organización, el asesinado Claudio “Pájaro” Cantero.

Se trata de Uriel Cantero, un joven de 19 años que está detenido desde principios de este año cuando la policía secuestró un arsenal de armas en su domicilio de la ciudad de Rosario.

En marzo pasado, el fiscal Franco Carbone los imputó con prisión preventiva por extorsión en grado de tentativa y amenazas.

De acuerdo a la investigación, exigían dinero bajo amenazas de balaceras.

También tiene una causa por la tenencia ilegal de las armas secuestradas en su vivienda, con la que se fotografiaba en redes sociales.

En octubre último la fiscal Marisol Fabbro imputó a Cantero y a su novia Erika Bullón, junto a otras 25 personas, como líderes de una asociación ilícita que habría cometido múltiples delitos, y de la que también formaba parte la madre de “Lucho”, Lorena Verdún.

La fiscal señaló en esa ocasión que la organización "procuró ocupar y dominar sectores y barrios de la ciudad de Rosario y excluir de allí a bandas antagónicas con el fin de obtener beneficios económicos producto de diversas actividades ilícitas, como su expansión territorial".

"Para llevar a cabo ese objetivo, los integrantes de la asociación cometieron diversos delitos" como homicidios, lesiones, encubrimientos, amenazas, extorsiones, abuso de armas, portación y tenencia ilegal de armas de fuego y venta ilegal de estupefacientes", enumeró la fiscal. (Télam)