Una joven embarazada de 37 semanas fue apuñalada en la panza en Mar del Plata y tras ser asistida en un hospital debieron practicarle una cesárea para que naciera el bebé, informaron hoy fuentes policiales y sanitarias.

La mujer, de 25 años, ingresó anoche a la Unidad Sanitaria Florentino Ameghino, en el oeste marplatense, con una herida de arma blanca en la zona baja del abdomen.

Al ser asistida, relató que había sido atacada en el barrio La Herradura, y se estableció que cursaba un embarazo de 37 semanas, por lo que fue derivada al Hospital Interzonal General de Agudos, donde le practicaron una cesárea.

Fuentes sanitarias indicaron que tras el parto, el bebé fue trasladado al Hospital Materno Infantil, y que tanto él como la madre se encontraban "fuera de peligro".

En la investigación del hecho intervino el fiscal Fernando Castro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Mar del Plata, quien dispuso la declaración testimonial de la víctima.

Una fuente policial dijo a Télam que la denunciante "no fue muy congruente al momento de relatar" cómo ocurrió el ataque sufrido.

Por su parte, el fiscal ordenó una serie de actuaciones para determinar las circunstancias del hecho y se dio intervención al Gabinete Interdisciplinario de Políticas de Género. (Télam)