Un barrabrava de All Boys, al que le aplicaron derecho de admisión por sus violentos antecedentes en estadios de fútbol, fue detenido por la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de de Floresta acusado de los delitos de abuso sexual y lesiones cometidos contra su expareja, informaron hoy fuentes de esa fuerza.

La causa se inició el 27 de julio pasado cuando una mujer llamó al 911 para denunciar que había sido víctima de un ataque sexual, durante el cual había sufrido además golpes y cortes en el cuerpo y el rostro.

La víctima fue asistida por la policía y trasladada a un hospital, por lo que en paralelo se inició una pesquisa en la que intervino personal de la División Delitos Contra la Integridad Sexual, dependiente del Departamento Investigaciones en Violencia Familiar y de Género de la Policía de la Ciudad, a pedido de la División Protección Familiar Área Oeste, con el finde dar con el agresor.

Desde el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 8, a cargo de Yamile Bernan, se ordenaron diversas diligencias para poder detener al imputado, un hombre de nacionalidad uruguaya, vinculado a la barra brava del club All Boys.

Según las fuentes, el buscado había sido detenido en 2018 por la fuerza porteña, por protagonizar incidentes con la policía en la puerta del estadio de All Boys, tras un parido con Atlanta jugado en el estadio de Floresta en el marco del campeonato de la Primera B Metropolitana.

Por ese hecho, que terminó con 16 policías y 10 civiles heridos a golpes y pedradas, en 2019 se le impuso al barrabrava el derecho de admisión por dos años para ingresar a los estadios de fútbol.

En el marco de la pesquisa por el abuso sexual, los detectives determinaron que el hombre solía reunirse en la previa a los partido de local con la hinchada de All Boys en la plaza Vélez Sarsfield, ubicada en la intersección de las calles Bahía Blanca y Bogotá, de Floresta.

Por tal motivo, poco antes de un encuentro, la policía montó un operativo de vigilancia en las inmediaciones de esa plaza con el fin de atraparlo.

El acusado fue visto junto a un grupo de al menos 20 personas, por lo que se solicitó para el operativo apoyo de otras dependencias policiales para evitar incidenes.

Los voceros detallaron que cuando el sospechoso se disponía a subirse a un automóvil fue interceptado y, tras ser identificado, quedó detenido en la Comisaría Vecinal 13 A de la Policía de la Ciudad, a disposicion judicial.

El acusado, de 32 años y en situación de calle, fue sometido compulsivamente a una extracción de sangre y orina a fin de determinar si había ingerido alcohol o drogas, al tiempo que se solicitó al personal de Interpol de la Policía Federal Argetina (PFA) que informe si tiene algún pedido de captura internacional. (Télam)