El jurado popular que estaba deliberando para dar a conocer un veredicto del juicio que se le sigue a cinco personas por el femicidio de Agostina Gisfman, quien fue asesinada a puñaladas y calcinada en mayo de 2021 en la localidad neuquina de Centenario, sufrió amenazas, por lo que la Justicia ordenó la suspensión del debate.

La decisión fue adoptada por la jueza de Garantías de Neuquén, Leticia Lorenzo, luego de que aparecieran pintadas las paredes del baño destinado exclusivamente al jurado popular con la leyenda "Decidan bien", lo que fue considerado por el Ministerio Público Fiscal "una frase intimidante" y que "nunca antes había ocurrido" en un juicio por jurados. (Télam)