Los investigadores del crimen de un jubilado de 77 años encontrado asesinado y con sus pies atados en un departamento del barrio porteño de Palermo, realizaba hoy diferentes peritajes y analizaban las cámaras de seguridad para identificar a el o los autores del hecho, cometido en el marco de un posible robo, informaron hoy fuentes policiales.

En tanto, también esperaban para las próximas horas el resultado de la autopsia sobre el cuerpo de la víctima, identificada como Saúl Hilu.

Personal de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad secuestraron varias cámaras de seguridad del edificio y de otros espacios públicos con el objetivo de captar a personas sospechosas en la zona y el edificio donde habitaba el hombre, añadieron los voceros consultados por Télam.

El hecho fue descubierto ayer al mediodía en una vivienda situada en la calle Paunero al 2.700, casi esquina Cabello, a una cuadra del parque Las Heras, en donde residía el hombre, identificado por la Policía como Saúl Hilu.

Fuentes policiales informaron que el cuerpo de la víctima fue encontrado por una hija y una empleada dentro del baño de inmueble.

Efectivos de la Comisaría Vecinal 14C fueron alertados y constataron que el hombre estaba fallecido boca abajo, con sus tobillos atados con una cinta de embalar transparente.

Click to enlarge
A fallback.

Según las fuentes, el personal observó que en el departamento había un gran desorden y cajones abiertos, aunque no había signos de violencia en la puerta de ingreso.

De acuerdo a los voceros, Hilu era el suegro del director de sepelios de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA).

En la causa, caratulada en principio como "averiguación de homicidio", interviene el fiscal Lucio Herrera de la Fiscalía Criminal y Correccional 9 que dispuso las pericias y la autopsia correspondientes. (Télam)