Dos íntimas amigas de la estudiante universitaria Pilar Riesco, que estuvieron con ella horas antes de que muriera al caer del cuarto piso de un edificio del barrio porteño de Nueva Pompeya en marzo último, aseguraron hoy que la joven se quería separar de su novio, quien estuvo detenido por el caso, porque ejercía "violencia física y psicológica" y tenía problemas de "adicción".

En una entrevista con Télam, en la que recordaron los últimos momentos con su amiga, Lara Roncallo y Agustina Poggi Vilas convocaron a marchar frente al Congreso el viernes próximo para pedir por el esclarecimiento del hecho y Justicia para Pilar.

La muerte de la joven ocurrió el 15 de marzo pasado y, si bien su novio Patricio Leonel Reynoso (31) inicialmente fue 31 días detenido por el hecho, luego fue liberado por falta de mérito por la Cámara del Crimen, que no avaló la prisión preventiva dictada por la jueza del caso.

Lara y Agustina recordaron que ese domingo habían quedado en tomar mate con Pilar y que el viernes y sábado previos a su muerte se encontraron con ella en distintas reuniones o salidas.

"El viernes estuve todo el día con Pilar, hasta que se fue a un cumpleaños a la casa de Agustina. Habíamos arreglado que después de eso volvíamos a encontrarnos para salir con un grupo de amigos porque le había gustado un chico al que había conocido y con el que se quedó entusiasmada", relató Lara a Télam.

Por su parte, Agustina recordó que ese mismo día, en el cumpleaños, Pilar le confesó en un momento que se quería separar de Reynoso.

"Me dijo que no era el hombre de su vida, no le veía futuro", aseveró Agustina, quien conocía a Pilar desde los 5 años y además fue su madrina de confirmación.

Lara por su parte recordó que la madrugada del domingo 15 se cruzó con Pilar en la casa de unos amigos, que antes había recibido un mensaje suyo en el que le contaba que se había peleado con su mamá, pero que estaba bien cuando la vio luego.

"Después me enteré que ella no se había peleado con Adriana (la mamá) sino que en ese momento estaba con Patricio (Reynoso)", agregó la amiga, con quien quedó en verse ese domingo a la tarde "para tomar unos mates".

Lara relató que el domingo le envió mensajes a Pilar para verse pero que ella le "clavó el visto", algo que le pareció "raro".

"Me fui a dormir la siesta y me despierta un llamado de Patricio diciéndome ´amiga, Pilar se tiró del balcón, venite al (Hospital) Pena'", recordó con angustia.

En ese momento, la joven y su madre llamaron a la mamá de Pilar, "con quien no se había comunicado Patricio", y se dirigieron al hospital.

"Cuando llegamos estaba Patricio, su mamá, su padrastro y un amigo. Una enfermera dejó que él entrara a verla -ya estaba muerta- y se escuchó que gritó varias veces ´me cagaste la vida´. En ese momento, la policía se lo llevó detenido", contó Lara.

La joven dijo que Pilar y Reynoso se conocieron en 2017. "Fueron tres años de ir y venir constantemente y Pilar en el último tiempo no quería sostener la relación. Ella lo quería salvar de las adicciones y él nunca mostraba intenciones de salir de eso. Cuando ella entró en enero a trabajar en un banco Galicia empezó a alejarse de él, sabía que no tenía futuro ni posibilidad de formar una familia", contó la amiga.

Por su parte, Agustina reveló que a fines del año pasado Pilar le narró episodios de violencia que había sufrido con Reynoso.

"Era violencia física y psicológica. Una vez la dejó marcada en el brazo y en la frente. Además se le aparecía sin aviso en el banco donde ella trabajaba y también le revisaba el celular", detalló.

"Cuando me contó que se había peleado yo le dije que las cosas nunca mejoran, que era para peor, pero ella lo minimizó y me dijo 'va a cambiar'", agregó Lara.

Tanto Lara como Agustina esperan que se haga Justicia por su amiga y convocaron para este viernes a las 19 a participar de la marcha nacional contra la inseguridad.

"Familiares, amigos y conocidos nos vamos a juntar en la esquina de Rivadavía y Callao. No es solo por Pili sino por muchas familias que pasaron la misma situación que nosotros y por las chicas que sufren maltratos y abusos. Queremos hacer visible lo que pasó para que no quede en la nada y mostrar todo lo que sufrimos las mujeres al salir de casa", expresó Agustina.

Y Lara agregó: "Pasaron ocho meses y no avanzamos en la causa, así que decidimos como amigas de Pilar empezar un pedido de justicia para que no recaiga todo sobre los hombros de Adriana (madre de Pilar), que perdió lo más preciado de su vida".

Para finalizar, Lara describió a su amiga como "una persona llena de energía, compañera, compinche...esas personas que la conoces y te marcan...era alegre, familiera, llena de proyectos y soñadora".

"Éramos como hermanas, siempre me cuidaba. Conmigo fue todo lo que estuvo bien y me lo arrebataron", concluyó.

Finalmente, Agustina recordó con una sonrisa cuando Pilar, a los cinco años, le pidió ser su mejor amiga en el jardín de infantes y aseguró que era "un ser de luz que siempre iba hacia adelante". (Télam)