Un hombre de 33 años fue condenado hoy a la pena de prisión perpetua en un juicio abreviado en el que admitió haber asesinado a la adolescente Florencia Romano (14) el 12 de diciembre de 2020 en una vivienda y arrojado