Familiares, allegados y vecinos de José María Villafañe, el joven de 29 años, asesinado de un tiro en la cabeza el 3 mayo de 2020 en la capital jujeña, se movilizaron hoy y solicitaron la “máxima condena” para la pareja, presunta autora del asesinato, y un cómplice implicado en el caso, al cumplirse dos años del crimen.

La movilización se realizó en las calles céntricas de San Salvador de Jujuy, donde un grupo de personas se manifestó para reclamar el inicio del juicio oral y público.

“No creía que la investigación iba a demorar tanto, estamos pidiendo que se haga el juicio, lo necesitamos porque esto es muy doloroso, nunca esperé que le hagan daño a mi hijo”, manifestó Miriam Vargas, madre de Villafañe.

El asesinato ocurrió el 3 de mayo de 2020 cuando el joven de 29 años recibió un disparo en la cabeza y fue abandonado en la puerta del hospital Snopek de Alto Comedero, ubicado en el acceso sur a la capital jujeña.

La principal acusada como presunta autora del crimen es Magalí Quiroga Sáenz (23), pareja de la víctima, imputada por “homicidio calificado por el vínculo, con alevosía”, mientras que Víctor Garnica es investigado por la presunta coautoría del hecho, y ambos permanecen detenidos en distintos establecimientos penitenciarios.

En ese marco, Vargas se refirió a la investigación del caso y cargó contra la principal acusada: “La asesina aún no habla, parece que está muda”, dijo y auguró que “pronto cuente qué es lo que pasó porque todo esto es un daño tan profundo que no puedo aceptar”.

“Como mamá no veo la hora de que se haga el juicio y se les otorgue la pena máxima para la asesina y el cómplice del crimen de mi hijo, pedimos justicia”, completó la madre de José María, con muestras de dolor.

El fiscal a cargo de la investigación, Diego Cussel, dio por concluida la investigación penal preparatoria y solicitó la elevación a juicio de la causa, sin embargo, el expediente se encuentra en la Cámara de Apelaciones luego de presentaciones judiciales realizadas por la defensa de los acusados.

“Nosotros entendemos que la elevación a juicio tiene que ser ineludible, se tiene que dar a los fines de conseguir justicia para la familia Villafañe y de todos los jujeños que se manifestaron en este sentido”, sostuvo a su vez el abogado de la familia, Adrián Iconomovich.

En una rueda de prensa, el querellante de la causa adelantó que pedirán la pena máxima para la principal acusada.

Por otra parte, el padre de Villafañe, expresó: “Querida gente de Jujuy ya es hora que el Poder Judicial muestre con determinación y valor su independencia. Los fiscales y los jueces tienen la obligación de impartir justicia y velar por ella para garantizar un estado de derecho justo”.

“Desde que Magalí Quiroga Sáenz y Víctor Garnica le arrebataron la vida a Josema, los padres y familiares queremos que ustedes los jueces sean árbitros justos y a través de un fallo ejemplificador provoquen un poco de consuelo”, agregó al dirigirse a los jueces jujeños.

Según las pericias realizadas, Villafañe habría sido asesinado con un revólver calibre 22 dentro de un vehículo propiedad de la mujer acusada, quien supuestamente contó con la colaboración de Garnica.

Ambos implicados en el crimen habrían intentado destruir los elementos de prueba para esclarecer el caso, como prendas de vestir, celulares y el arma que se utilizó para asesinar al joven jujeño, agregaron los voceros. (Télam)