El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, analizó los alcances del aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Genera impacto en los comercios e incertidumbre en el trabajo, pero apunta a la convicción de que cada uno de nosotros somos vehículo de transmisión del virus. El esfuerzo da resultado, por lo que hay que agradecerles a los millones de argentinos que están cumpliendo”, sostuvo.

Asimismo, Massa alertó que “la batalla no terminó, continúa, es larga y el esfuerzo genera agotamiento, cansancio, incertidumbre, pero está en juego la vida y hay que cuidarla”. También adelantó que “el gobierno va a ir soltando, liberando las actividades en las que veamos que por efecto de contagio local no hay riesgos”.

Por otro lado, el legislador se refirió a la deuda externa, y en sintonía con el presidente Alberto Fernández aseveró que “no podemos pagar, salvo que sea a costa de restringir derechos o posibilidades de los argentinos”. “La Argentina quiere pagar sin que ello sea recortar o cercenar derechos y calidad de vida de los argentinos. El gobierno anterior, cuando anuncia el reperfilamiento (de la deuda) anuncia con una frase bonita el default. Eso continúa y es parte de las cuestiones que tenemos que ir resolviendo, es un hecho objetivo”.

“La discusión con los bonistas no es ideológica ni intelectual. Es de plata. Los bonistas quieren cobrar más y la Argentina puede pagar lo que puede pagar. Está en discusión la sustentabilidad de la deuda argentina y lo que la Argentina puede pagar”, sentenció