Luego de ser reelecto como intendente, Javier Olaeta, describió el compromiso que le genera el resultado de las elecciones. Resaltó su compromiso en la gestión y enfatizó que "a partir del 10 de diciembre Alberto Fernández es mi presidente y Axel Kicillof mi gobernador” y se refirió al trabajo mancomunado que deberán hacer tanto con Nación como con la provincia de Buenos Aires: “voy a trabajar en conjunto buscando sólo el bien de los vecinos, de la misma manera que lo hemos hecho hasta ahora".

En relación a los candidatos locales de la oposición, felicitó el trabajo de Patricio Gabilondo, que, sin importar el resultado de las elecciones, acercó sus propuestas de gobierno a la Municipalidad, en una clara muestra de predisposición y promoviendo la unidad.

Sintiéndose orgulloso por la elección que hizo, remarcó que se manejó marcando las diferencias con “respeto y educación” y siempre promoviendo la unidad para salir de la situación de crisis.

Por otro lado, el mandamás confirmó algunos cambios en el gabinete, tendientes a mejorar algunos sectores y obras que quedaron pendientes, entre ellas, acomodar el tránsito en la ciudad. "Hay que mejorar y si para lograrlo hay que reestructurar lo haremos", advirtió el jefe comunal que comenzó sus segundos cuatro años al frente del municipio con modificaciones significativas.

Dentro de las materias a reactivar, hizo mención al nuevo hospital poniéndolo como uno de los temas pendientes tanto en lo personal como en su gestión