, explicó la situación en la que se encuentra el distrito y habló sobre la postura del gobierno provincial con las localidades gobernadas por jefes comunales opositores.

“En nuestros lugares, al ser localidades tan dispersas y no con mucha población, la situación nos juega a favor porque, más allá de tener en cada uno de los ingresos un control riguroso de los que entran o salen, también nos permite llevar un control exhaustivo cuando están adentro del municipio”, argumentó Castelli.

El alcalde contó que los vecinos entendieron la importancia del asunto, explicó que en su mayoría colaboran y aclaró: “Como en todos lados, seguramente, hay quienes han violado la cuarentena, pero ha actuado rápidamente la Policía, han sido detenidos”.

Cuando fue consultado sobre el trato recibido por parte del  gobierno, aseguró que han sido atendidos y han “tenido reuniones con gobernadores y sus ministros” y expuso que tuvieron “respuestas desde lo económico, pero esperamos que cuando los contagios aumenten llegue la respuesta en cuanto a los insumos y a la aparatología que hemos pedido”.

“Hay una diferenciación entre conurbano e interior, pero no por una cuestión de color políticos, sino por la cantidad de habitantes, y por eso están más preocupados por lo que pueda suceder allá que en cierta medida es lógico”, explicó Castelli y se mostró preocupado por algunas situaciones que pueden ocurrir en un futuro: “Para nosotros, los municipios que dependemos en un 80% de la coparticipación, ha comenzado a caer desde marzo, y en abril no es muy alentadora. Nosotros este mes tenemos el vencimiento de la tasa vial y vamos a ver cómo se comporta, pero como todo paró vamos a ver disminuidos nuestros ingresos”.

Para concluir, expresó su deseo de trabajo mancomunado: “Esperemos que no se haga ninguna diferenciación política porque en esto estamos todos juntos”