El intendente del municipio bonaerense de Pehuajó, Pablo Zurro, se mostró en favor de "resignificar el trabajo y de capacitar a los beneficiarios de los planes sociales", al referirse al proyecto que le presentó a la vicepresidenta Cristina Kirchner capacitar a los desocupados y beneficiaros de los planes sociales y programas de empelo.

"No se puede pasar de una pobreza estructural de varios años a un proceso de pleno empleo; debe haber algo en el medio, y que el Estado recupere el control y la auditoría de las políticas sociales" y termine con "la tercerización".

"Tenemos que resignificar el trabajo y capacitar a los beneficiarios de planes", señaló Zurro en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Nacional.

Al respecto, se refirió al proyecto que le presentó ayer a Cristina Fernández de Kirchner en el Senado, y consignó que "la idea es que los beneficiarios tengan una jornada laboral de 20 horas semanales", compuesta por "cuatro horas diarias" y que "dispongan de la cobertura de la obra social de IOMA".

Zurro detalló que en su distrito, el partido de Pehuajó, hay 334 beneficiarios del Potenciar Trabajo y explicó que los beneficiarios de ese programa "reciben $19.700 mensuales, a lo que el distrito le sumaría otros $4 mil, más la obra social para que desempeñen tareas que le asigne el Municipio".

"El foco está puesto en la resignificación del trabajo. De esta forma, se acaba la tercerización porque se trabajaría con un convenio. Hacemos controles laborales y no discriminatorios a nadie", aseguró el jefe comunal.

Además, consideró que, frente a los problemas que se verifican en el mundo laboral, "hay que ser más creativos", e indicó que, por eso, en su administración se tomó la decisión de "capacitar y dar un paso para evitar que la brecha social sea más amplia".

De esta forma, el jefe comunal se manifestó en línea con los dichos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien planteó el lunes pasado en un plenario de la CTA realizado en Avellaneda que el Estado debía auditar los planes sociales para evitar que sean "tercerizados".

"Quiero que haya menos planes y más puesto de trabajo, pero estamos en un mundo con cada vez menos empleo. Entonces, nosotros tenemos la misión de insertar en el mercado laboral a muchas personas que hacen años que no trabajan", observó Zurro.

Fiel a su estilo, Zurro salió al cruce de los dirigentes de los movimientos sociales que criticaron a la expresidenta por sus declaraciones en el plenario de la CTA.

"Esto es más profundo, ya que no han perdido la memoria, sino que hay un cierto temor de la derecha después de lo que pasó con la victoria de Gustavo Petro en Colombia, y hay algunos que son funcionales a este sector", fustigó.

En ese marco, sentenció: "Algunos dirigentes sociales son ingratos y otros son gerentes de la pobreza. Pero, más allá del debate sobre los planes sociales, lo que están tratando de hacer es impedir que vayan nuestros mejores candidatos en el 2023". (Télam)