La Pampa permitirá desde mañana el ingreso a la provincia con un permiso que se otorga en forma inmediata y sin necesidad de cumplir con una cuarentena, confirmó hoy el gobernador Sergio Ziliotto, en una conferencia de prensa.

El mandatario también detalló que en enero y febrero próximos está previsto el desarrollo de un plan de vacunación para un total de 122.260 personas que conforman grupos de riesgo, entre los trabajadores de la educación, de cara al inicio de las clases el 8 de marzo del 2021.

Desde las 0 de mañana, La Pampa abrirá sus límites interprovinciales, por lo que todas las personas que quieran ingresar o egresar, desde cualquier lugar, podrán hacerlo con un permiso único y un sistema de trazabilidad que permite adquirirlo de manera inmediata.

De acuerdo a lo explicado por el Gobernador, las personas no tendrán que justificar razones para ingresar o salir de la provincia y el nuevo permiso, que reemplaza a los anteriores, cuenta con un sistema de autotesteo.

"La estrategia del Plan de Vacunación contra el Covid-19 en La Pampa depende de la cantidad de vacunas que envíe Nación; si bien el inicio del plan está programado para enero y febrero de 2021", expresó Ziliotto.

De la conferencia de prensa participaron junto al gobernador, los ministros de de Salud, Mario Kohan y de Conectividad y Modernización, Antonio Curciarello, además del vicegobernador, Mariano Fernández.

"Queremos empezar las clases con todos los chicos y con todos los docentes y el personal no docente vacunados", afirmó Ziliotto.

Detalló que la campaña comprende la aplicación de unas 7.500 vacunas por semana, con la finalidad de vacunar a toda la población de riesgo antes de la llegada del invierno.

"Vienen tiempos difíciles, tiempos de relajamiento. ¿Quién no está cansado de la pandemia?", se preguntó el gobernador, quien advirtió que la vacuna "no genera inmunidad inmediata" y, por eso, "llevará un tiempo volver a la normalidad".

El ministro Kohan, remarcó que la vacuna reduce la "morbimortalidad, es decir el porcentaje de fallecimientos entre los contagiados, y ayuda a que las características del Covid-19 "sean menos severas".

"A medida que pase el tiempo se llegará a la inmunidad", agregó y aseguró que La Pampa está preparada para "los diferentes escenarios" que se presenten, de acuerdo con las particularidades de las vacunas que lleguen a la provincia.

Apuntó que la provincia tiene 122 centros vacunatorios y que el Gobierno ya está trabajando con con el Ejército, con el Colegio Farmacéutico de La Pampa y con áreas ligadas al plano informático para desarrollar el plan de vacunación.

Por otra parte, respecto a la situación epidemiológica de La Pampa, el gobernador remarcó: "Hemos avanzado y retrocedido; hoy estamos en la fase 5, con el 98 por ciento de las actividades en funcionamiento, el 83 por ciento de quienes se contagiaron de Covid-19 ya se recuperaron y el 70 por ciento de los casos se sitúa en el interior de la provincia".

"La Pampa es una de las provincias que menos cuarentena ha tenido y desde junio fue una de las que comenzó con la apertura de las distintas actividades, pero no hemos ganado una guerra, hemos ganado una batalla y se vienen tiempos, como las fiestas, donde hay más relajamiento y más circulación social; de ahí la necesidad de reforzar la responsabilidad y respetar los protocolos", advirtió. (Télam)