El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, afirmó que a la provincia ingresan alrededor de 580 millones de pesos por el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), bono de asistencia que calificó como "una herramienta clave para reactivar la economía, que constituye una inversión del Estado, aunque lo quieran vender como gasto".

En sus redes sociales, el mandatario pampeano tuiteó: "Alberto Fernández nos anunció que los pampeanos cobrarán nuevamente el IFE, es decir que 580 millones irán al bolsillo de la gente".

Ziliotto, que retomó su actividad oficial esta semana tras cumplir con el aislamiento por 14 días luego de regresar de Buenos Aires a fines de junio, afirmó que el ingreso de los 10.000 pesos por el IFE en julio, para los pampeanos afectados por la pandemia, significarán unos 580 millones de pesos.

Al respecto, sostuvo que esos recursos provenientes de Nación, "generarán mayor consumo, más mercado para las empresas, herramientas claves para reactivar la economía. Inversión del Estado, aunque lo quieran vender como gasto", opinó.

"Claramente se trata de una inversión del Estado, aunque algunos lo quieran vender como un gasto innecesario", expresó Ziliotto para sostener que "ésta, es una acción del gobierno nacional en la construcción de un país federal, donde se llega a todos los argentinos, vivan donde vivan y sin que el color partidario que tengan las provincias sea motivo de discrecionalidad".

Al momento de anunciar la prórroga del IFE a través de videoconferencia a los mandatarios provinciales, el presidente Alberto Fernández advirtió que "es una herramienta de emergencia que no vamos a poder dar siempre", al tiempo que convocó a los gobernadores "a organizar el horizonte del país, para potenciar las economías regionales y así poner en marcha la economía argentina". (Télam)