El Procurador General del Tesoro, Carlos Zannini, acusó hoy a los dirigentes de la oposición de "criminalizar la política", al sostener que "la derecha nunca ha sido respetuosa de las normas", en referencia a la decisión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de no acatar la suspensión de la presencialidad en los colegios dispuesta por el Poder Ejecutivo.

Zannini, en declaraciones a Radio 10, sostuvo que "está todo a decisión de la Corte" y que el Gobierno ha planteado "sus argumentos" en el tema de la suspensión de la presencialidad de las clases en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta rechazó.

"Nosotros hemos planteado criterios lógicos, defendiendo algo que la Procuración venía defendiendo cuando se hizo el primer tratado de derecho en Argentina", aseveró el funcionario.

Tras recordar que esa presentación fue acompañada por "jurisprudencia de la Corte", Zannini consideró que "el problema se suscita" porque Argentina "no cuenta con una derecha democrática"

"Acatan las normas que les parece a ellos. El Presidente (Alberto Fernández) tiene poder de comandar la pandemia", aseveró el funcionario.

Dijo además que "eso es lo que queda rondando, creo que no se va a caer en las posiciones extremas" y cuestionó al Procurador General interino, Eduardo Casal, que tiene en este tema una postura "contradictoria" al respaldar la posición de la Ciudad en cuanto a la continuidad de las clases presenciales.

"Él mismo (por Casal) tomó medidas sobre los DNU del Gobierno. Hasta que no hable la Corte mejor no hablar porque puede quedar todo en saco vacío. Hay muchos políticos que no están a la altura y eso dificulta las posibilidades de consensos y de acuerdos", subrayó el procurador del Tesoro.

Y en ese sentido, agregó: "Acá se ha matado gente por pensar distinto. Es la misma derecha que trata de criminalizar la política y ha hecho de la política un campo de guerra y no un campo de consenso".

Ante una consulta, Zannini hizo referencia a la causa que lleva adelante la Procuración del Tesoro, como querellante en representación del Estado nacional en el expediente iniciado contra el expresidente Mauricio Macri por el endeudamiento que tomó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018.

"Lo que dice la denuncia es que todo este desastre institucional e inobservancia de las normas tenia un objetivo que era favorecer a amigos, entraron a hacer especulaciones y lo cubrieron cuando defaultearon con la plata del FMI. No estamos ahí para perseguir a nadie, sino recuperar lo que es del Estado Nacional", remarcó Zannini.

(Télam)