La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo hoy que la vuelta del público a los estadios de fútbol "de ninguna manera es una decisión electoral", en referencia a la prueba piloto que el 9 de septiembre próximo se realizará en el partido Argentina-Bolivia, en el Monumental, y aseguró que, con ese criterio, no se podría hacer nada hasta después de los comicios.

"Con ese criterio no podríamos hacer nada hasta después de las elecciones. Si yo entro en esa, no puedo hacer más nada, ni vacunar ni dejar de vacunas, ni aprobar un evento masivo ni suspenderlo", dijo la ministra en declaraciones formuladas esta mañana a la FM Radio Con Vos.

Ayer el Gobierno nacional anunció la realización de una prueba piloto de vuelta del público a las canchas de fútbol en el estadio de River, en el partido que se disputará por las eliminatorias mundialistas el próximo 9 de septiembre, con un aforo del 30 por ciento.

La normalización abarcaría a todos los espectáculos deportivos hacia fines de septiembre y se evalúan normas de distanciamiento social y la presentación de carnet de vacunación o un PCR negativo.

Estadios de fútbol argentino.

En tanto, Vizzotti añadió que el ministerio "ha sido bastante ajeno a cualquier contienda electoral, y se han tomado decisiones siempre basadas en la conciencia científica y en el consenso federal".

Del mismo modo, agregó que el problema en todo caso sería si " nosotros desde el Ministerio no tenemos la posibilidad de explicar desde el punto de vista epidemiológico y sanitario" las medidas que se toman.

En este punto, recordó que la decisión vinculada al fútbol se toma cuando van "13 semanas de descenso de casos, 11 de baja en los casos de internaciones en terapia, y 11 semanas de descenso de número de muertes".

"Nosotros explicaremos, debatiremos estos temas; después, cada persona o periodista puede tener la opinión que le parezca", añadió.

Negocian los derechos del fútbol.

Además dijo que, como toda decisión basada en la evidencia científica, "si llega a haber alguna situación y es necesario replantearla" desde el punto de vista epidemiológico, "habrá que hacerlo".

También remarcó que desde julio pasado, cuando desde el Gobierno empezaron a "planificar las posibles aperturas" se pensó que "septiembre podía ser un buen momento, saliendo del invierno y con un buen esquema de vacunación".

"Se estimó siempre. Además, cambiamos la métrica, los indicadores se cambiaron en el mundo, y no tiene tanto peso el número de contagios, sino las internaciones", detalló también la ministra en la entrevista que concedió esta mañana.

En tanto, sobre la variante Delta dijo que "una cosa es que se hayan identificado 10 casos que no tienen nexo epidemiológico con un viajero y otra muy distinta tener variante Delta predominante". (Télam)