La ex gobernadora bonaerense y diputada nacional de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, volvió a enfrentarse con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, tras su gira por esa provincia, después de que el mandatario kirchnerista dijera que ella tiene un “retraso mental”.

“A Insfrán le jodió tanto que recorra y muestre la miseria de su gobierno, que hoy salió a decirme que tenía un ‘retraso mental’. Violento, mitómano y autoritario: este es el gobernador modelo del kirchnerismo”, tuiteó la exgobernadora bonaerense.

 

La diputada compartió un video en su cuenta de Twitter en el que el gobernador dice: “Ayer estuvo una señora que vino un ratito y descubrió que Formosa tiene un atraso de 27 años. Yo creo que el atraso de ella debe ser mental o de quienes le informan. No sé”. Tras estas palabras, la sala, repleta de funcionarios provinciales, aplaudió.

Tras el tuit de Vidal, muchos referentes de la oposición se expresaron en contra de los dichos de Insfrán. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tuiteó: “Todo mi apoyo a Vidal. Es inconcebible que un gobernador hable así de ella o de cualquier persona. El patoterismo y la violencia nunca fueron el camino ni lo serán en la Argentina que vamos construir”.

Por su parte, la titular de Pro, Patricia Bullrich, repudió lo sucedido y publicó: “¡Qué se puede esperar de un dictador! Trabajamos juntos por la libertad de los formoseños. ¡María Eugenia, estamos con vos!”.

En tanto, el bloque de diputados de Pro difundió un comunicado en el que pidió por el cese de la “violencia” y del “autoritarismo”.