El administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, y el intendente de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, suscribieron el contrato para dar inicio a la obra de transformación en autopista de la Ruta Nacional 5 entre Mercedes y el inicio de la variante Suipacha. La firma fue realizada en la sede del Honorable Concejo Deliberante del partido bonaerense de Mercedes, donde también estuvieron presentes los intendentes de Suipacha, Alejandro Federico; Chivilcoy, Guillermo Brito; Alberti, Germán Lagos; Bragado, Vicente Gatica; 9 de Julio, Mariano Barroso; y Carlos Casares, Daniel Stadnik.

La obra, que comenzará en el mes de agosto, se extenderá a lo largo de 20 kilómetros, entre el Km 104 y el Km 124 de la RN 5, y demandará una inversión de $4.300 millones por parte del Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional. Su ejecución estará a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (U.T.E) conformada por CPC S.A. y Vial Agro S.A., ganadoras del proceso de licitación al cual se habían presentado once oferentes.

La obra de transformación en autopista de la RN 5 formaba parte del fracasado esquema de Participación Público Privada (PPP) ideado por la gestión de gobierno anterior, cuyo incumplimiento y endeudamiento llevaron a la actual administración a rescindir aquellos contratos con empresas privadas y dar curso a nuevas licitaciones para poder efectivizar las obras no iniciadas. Antes de la apertura de los procesos licitatorios, resultó necesario revisar y volver a aprobar el proyecto ejecutivo.

“Desde que llegamos a Vialidad Nacional, los intendentes nos empezaron a plantear el tema de la agenda pendiente de la Ruta 5 y de otras rutas como la 3, la 205, la 9. Todas estaban dentro de un formato jurídico y de obra que se denominaban las PPP”, explicó el titular de Vialidad Nacional. “Hubo un equipo de ingenieros e ingenieras, de abogados y abogadas, con quienes pudimos resolver los contratos por 13 mil millones de dólares. Tomamos los proyectos que había de la Ruta 5 y el más avanzado que encontramos fue el de Mercedes-Suipacha”, señaló.

En relación a esta obra, Gustavo Arrieta destacó que “tiene un monto de origen de $4.300 millones y el costo de origen por PPP de esta misma obra era de $11.000 millones de pesos”. Es decir, “el Estado, por ley de obra pública, lo licitó y lo adjudicó al 30 por ciento del valor que tenía en las Participaciones Público-Privadas”, manifestó.

Al finalizar, el administrador general de Vialidad Nacional agradeció el “esfuerzo presupuestario para concretar obras viales en todo el territorio argentino gracias al compromiso del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis”. Asimismo, valoró la gestión de los intendentes, que “tienen la tarea de ser la expresión de las inquietudes, de las tensiones, aspiraciones, ambiciones y frustraciones de cada uno de los territorios”. Junto a su equipo de trabajo, Gustavo Arrieta continúa manteniendo una comunicación directa y permanente con los intendentes de la región, concejales y legisladores, para seguir avanzando en las obras de la Ruta Nacional 5.

En el acto en Mercedes también estuvieron presentes la gerenta ejecutiva de Planeamiento y Concesiones de Vialidad Nacional, Emma Albrieu; los gerentes ejecutivos de Recursos Humanos, Jorge Ruesga, y de Proyectos y Obras, Víctor Farre; la jefa del 1° Distrito Buenos Aires, María Alicia Rivero; y el asesor en Asuntos Municipales del organismo vial nacional, Marcelo Sosa; la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Constanza Alonso; el subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia de Buenos Aires, Santiago Révora; el concejal de Suipacha, Juan Luis Mancini; y concejales del Frente de Todos en Bragado y 9 de Julio, entre otros funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

La transformación en autopista de la RN 5 es sumamente importante para la región del noreste de la provincia de Buenos Aires, cuyos habitantes se verán directamente beneficiados a partir de las mejoras en las condiciones de seguridad y de transitabilidad en este corredor. La intensa actividad agrícola e industrial que se desarrolla en la región genera un caudal de tránsito muy importante. La ejecución de esta obra ahorrará los costos logísticos del traslado de la producción y se ahorrarán tiempos de viaje del transporte de carga y de vehículos particulares