Vecinos autoconvocados que mantienen una toma en un predio denominado "Tierra Amarilla", cercano a la villa 21-24 del barrio de Barracas, aseguraron que en ese lugar se vive un clima de "tensión" ante la posibilidad de un desalojo y luego de que efectivos de la Policía de la Ciudad agredieran a dos niñas.

"En este momento estamos aguantado la toma, tiraron una pared y le pegaron a dos nenas de 3 y 11 años que no dejaban entrar y la gente respondió. Hay mucha tensión en el lugar", afirmó Héctor Arrieta, voceros de los vecinos en diálogo con Télam.

Y al respecto, agregó: "Dos niñas quisieron entrar porque la mamá estaba adentro y le pusieron el escudo adelante, la empujaron y le tiraron un bastonazo que si llegaba a pegar le rompe la cabeza. ¿Qué pueden hacer una nena de tres y otra de once entrando al predio? ¿Van a llevar armas o piedras?"

En el predio está presente el abogado Juan Grabois, referente del Frente Patria Grande que se encuentra "dando directivas" sobre como continuar con el reclamo.

"Estamos escuchando que tiene para decir Grabois y ver si podernos hacer una mesa de dialogo con el Gobierno nacional y el de la Ciudad para ver cómo se resuelve la situación", comentó.

Hasta el momento nadie salió del predio, pero la Policía de la Ciudad tampoco permite ingresar a quienes salieron más temprano a trabajar, y Arrieta indicó que hay "120 familias" (unas 400 personas) que participan de esta toma.

En tanto que afuera de "Tierra Amarilla" se encuentran "por lo menos 500 policías y 5 o 6 carros de asalto", y está presente gente del barrio que apoya la ocupación del predio.

Arrieta aseguró que los vecinos no tienen precisiones sobre la realización de un desalojo y aseguran que "no hay una fecha precisa" para que se lleve a cabo esa medida.

El pasado jueves, los vecinos se movilizaron en reclamo de una solución al problema de la falta de vivienda y no fueron recibidos por le Gobierno porteño y luego de permanecer ocupando lotes en un predio hace más de 13 días.

(Télam)