El grupo vecinal de Caballito que se opone a la iniciativa del Gobierno porteño para transformar una avenida en un parque lineal pidió hoy a los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires que acompañen su postura, al trascender que la gestión de Horacio Rodríguez Larreta tiene en elaboración un proyecto de ley para lograr la concreción de la obra, el cual remitirá al Parlamento local en los próximos días.

"Nos enteramos de que los legisladores del bloque oficialista estarían discutiendo un proyecto de ley para ´resolver´ el problema legal y reintentar avanzar con el falso parque lineal", indicaron las vecinas y vecinos que conformaron un colectivo barrial tras el anuncio de la administración porteña de tomar carriles de la avenida Honorio Pueyrredón para montar un espacio recreativo.

En ese sentido, consideraron, en un comunicado difundido a la prensa, que "el problema principal es la legitimidad de la iniciativa, es decir, la falta de licencia social y el fuerte rechazo que genera en el barrio, por sus consecuencias negativas sobre la calidad de vida de quienes habitamos esa zona de Caballito y Villa Crespo".

"Legisladores y legisladoras, están dadas todas las condiciones para que este conflicto se solucione en favor de nuestra calidad de vida. Tienen la posibilidad de demostrar que realmente son representantes de quienes los votamos y no meros actores que responden a la disciplina partidaria o intereses ocultos", aseguraron en la declaración.

Y exigieron que "no convaliden la destrucción de la avenida Honorio Pueyrredón y escuchen a las miles de personas que exigimos la cancelación definitiva de este proyecto".

En rigor, la obra fue frenada en febrero por un fallo judicial que dio curso a un amparo presentado por la asociación vecinal SOS Caballito que denunció que el Gobierno porteño incumplió las instancias previas que participación ciudadana que son obligatorios en estos casos, como la realización de una audiencia.

Frente a ese bloqueo judicial, el Ejecutivo analizó la posibilidad de modificar, a través de un proyecto de ley, la normativa vigente respecto de los usos de la avenida en cuestión, para poder así avanzar con la idea de transformar la traza pública.

Paralelamente, comenzó con un nuevo diseño del parque lineal, para lo cual convocó a los legisladores del oficialismo a fin de conocer las opiniones.

Para los vecinos, "deben convocar a una mesa de trabajo entre el Gobierno y la comunidad, para construir sobre el consenso los nuevos espacios verdes de Caballito", en alusión a la propuesta alternativa elaborado por el grupo barrial que promueve la creación de un espacio verde de unas 15 hectáreas en un terreno ferroviario cercano.

(Télam)