Agustín Simone, ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia, destacó que su responsabilidad como ministro “exige que escuchemos a los municipios y desde mi humilde lugar pretendo que lo que haga la Provincia sea en consenso con cada intendente. Respetamos muchísimo la visión de los distritos”.

“Kicillof nos exige que el Instituto de la Vivienda llegue a 10 mil viviendas por año. Para eso hablamos con los municipios y a medida que va saliendo, se firman los convenios”, añadió a la vez que resaltó que “la idea del gobernador es hacer una sede de la Casa de la Provincia en cada partido. Es un proyecto muy interesante y está pensado a beneficio de los y las bonaerenses”.

“Estoy convencido que vamos a poner a la Provincia en un sendero de crecimiento y para eso necesitamos energía. Estamos haciendo un plan de trabajo conjunto con las empresas eléctricas. Por otro lado, no podemos tener tarifas impagables”, sostuvo.

“Haber entrado en un proceso de vacunación nos pone a la altura de países más desarrollados económicamente. Nosotros acompañamos la salida de esta pandemia con el impulso de la obra pública y la generación de trabajo. Va a ser un año muy importante para la obra pública”, completó