Argentina, Brasil y Paraguay, miembros plenos del Mercosur; y Bolivia, como Estado asociado; renovaron hoy "el compromiso" del bloque regional "con el fortalecimiento de la democracia, el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos", en un comunicado que Uruguay no firmó, aparentemente porque no se atendió su postura de flexibilizar las negociaciones fuera del bloque.

Fuentes oficiales indicaron que el Gobierno de Luis Lacalle Pou pretendía incluir en este documento un párrafo sobre "flexibilización y modernización para negociaciones multilaterales" que no obtuvo consenso por parte de los otros países .

Los Estados que acompañaron la firma del comunicado en la LX Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur "resaltaron la importancia de la agenda social y cultural del bloque en la generación de escenarios que beneficien a sus ciudadanas y ciudadanos", informaron fuentes de Cancillería.

Los representantes de los gobiernos que asistieron a esta cumbre "debatieron sobre las consecuencias producidas por el conflicto en Ucrania en los países del bloque, incluyendo entre ellas los efectos de las sanciones en los mercados internacionales de alimentos, de energía y en el acceso a insumos"

Además, saludaron "los avances realizados durante el semestre en los trabajos que se vienen desarrollando con relación a la actualización del Régimen de Origen Mercosur con el fin de lograr la modernización de este instrumento esencial para la integración de los sectores productivos de nuestros países" buscando simplificar las reglas y adaptarlas a la actual realidad del comercio internacional. Destacaron la importancia de continuar con las negociaciones con miras a su culminación a la brevedad.

En la declaración se valoró "la continuidad de la agenda negociadora externa, teniendo en vista el objetivo de abrir mercados a productos y servicios, fortalecer la inserción de los países" del bloque.

En la nota se ponderaron las negociaciones con Singapur, que se constituirá en el primer acuerdo comercial del Mercosur con un Estado del Sudeste Asiático.

Además, resaltaron los avances con miras a la concreción del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, "equilibrado y beneficioso para todas las partes, con el objetivo de profundizar la alianza política y comercial entre ambos bloques".

También se puso en valor "el inicio de los trabajos preparatorios de las negociaciones en vista a un Acuerdo de Asociación Económica entre el bloque e Indonesia, en una primera ronda prevista para el segundo semestre del 2022".

Los representantes de los gobiernos que acompañaron la declaración celebraron las reuniones mantenidas con los jefes negociadores con Canadá y Corea.

"Con Canadá, se han explorado alternativas de avances luego de la pausa que impuso la pandemia y dos periodos electorales en aquel país. En relación con Corea, se reiteró la importancia de lograr resultados equilibrados y mutuamente beneficiosos, que aseguren el acceso efectivo a los respectivos mercados en términos arancelarios y no arancelarios, particularmente en lo que refiere a medidas sanitarias y fitosanitarias, y se intercambiaron puntos de vista sobre futuros pasos", se indicó.

Asimismo, se resaltaron los trabajos tendientes a la profundización de los acuerdos en vigor, en particular las negociaciones con Israel por medio de intercambios de ofertas, y los avances en la preparación del próximo comité conjunto".

Además, continuaron "con el análisis de alternativas para un eventual ejercicio de ampliación y profundización del Acuerdo Preferencial Mercosur–India", se informó.

Subrayaron también "el seguimiento a los compromisos asumidos en los últimos comités conjuntos con Egipto y la Unión Aduanera de África del Sur".

En cuanto a la agenda regional, los suscriptores de este comunicado valoraron el seguimiento a los compromisos asumidos en las últimas Comisiones Administradoras con Chile, Colombia y Perú.

En particular, la actualización del Régimen de Origen con Chile, el tratamiento del texto definitivo para el régimen de Solución de Controversias con Colombia y el inicio de una discusión sobre MIPyMES en el marco de una agenda renovada con Perú.

De igual manera tomaron nota de los avances en el marco del diálogo exploratorio iniciado con el Ecuador, con miras a negociar un nuevo acuerdo comercial en el marco de la ALADI.

Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia señalaron "las iniciativas para expandir el comercio entre el Mercosur, América Central y el Caribe, particularmente el inicio de los trabajos con la República Dominicana en el marco del Memorando de Entendimiento para la Promoción del Comercio, de las Inversiones y del Encadenamiento Productivo.

Además, destacaron "los intercambios para acordar los términos de referencia para la negociación de un acuerdo comercial con El Salvador".

Por último, los Estados partes que firmaron este comunicado "expresaron su voluntad en avanzar con el proceso de adhesión de Bolivia al bloque para la consolidación del proceso de integración de América del Sur". (Télam)