El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, fue recibido hoy por el flamante primer ministro de ese país, Naftalí Bennett, quien asumió en el cargo el 13 de junio pasado, a quien le transmitió el saludo del Gobierno nacional.

"El encuentro en su despacho fue muy cordial y le transmití el saludo del presidente Alberto Fernández", señaló Urribarri tras la reunión protocolar, a la vez que resaltó la intención del primer ministro israelí de profundizar el vínculo bilateral, según consignó un comunicado del Palacio San Martín.

En ese sentido, el embajador señaló: "El primer ministro me anticipó que desde ahora vamos a estar en contacto".

El encuentro tuvo lugar luego de la ceremonia de asunción del nuevo presidente de Israel, Isaac Herzog, ocurrida ayer.

El primer ministro Bennett y el embajador Urribarri hablaron sobre los lazos históricos, afectivos y culturales que unen a ambas naciones y sus pueblos, así como también de la extensa agenda de trabajo compartida y el deseo de poder avanzar en las tareas conjuntas, como le expresó el presidente Alberto Fernández a Bennet a través de una carta de felicitaciones enviada luego de la asunción, indicó la Cancillería argentina.

Después del encuentro con el primer ministro, y con el objetivo de transmitir los saludos del canciller Felipe Solá, Urribarri dialogó con el nuevo canciller israelí y primer ministro alterno, Yair Lapid.

Ambos funcionarios acordaron agendar una reunión de trabajo en Jerusalén para los próximos días a los efectos de profundizar la relación entre Argentina e Israel.


(Télam)