El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, consideró poco probable que se dispongan nuevas restricciones ante el aumento de casos de coronavirus en la provincia, al sostener que no cree que haya "margen para volver a cerrar" las actividades ya habilitadas.

El mandatario sanjuanino hizo estas declaraciones antes de un acto de entrega de viviendas en el departamento 25 de Mayo, 60 kilómetros al este de la capital provincial, donde indicó que el Gobierno sanjuanino "va a analizar la disposición nacional" que anunció anoche el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Sobre esta cuestión, Uñac adelantó: "Queremos ser muy cuidadosos de los protocolos, pero sin generar alarma de cierre de ninguna actividad, porque no sé si queda margen para volver a hacer esto".

Y luego afirmó: "Por el momento, la situación en San Juan continúa sin cambios".

El gobernador agregó que desde el Estado provincial se seguirá insistiendo "en la responsabilidad social", para lo cual se exhortará a la población a "repetir los cuidados" para prevenir contagios, "como el cuidado personal, la higiene, el distanciamiento social y el uso de barbijo".

"Lo demás lo vamos esperando minuto a minuto", añadió.

No obstante, Uñac reconoció que la situación de los países limítrofes puede terminar incidiendo en el país, tras lo cual señaló que "hay que analizar" lo que ocurre en la región.

"Los países aledaños tienen una situación muy complicada y es un escenario que puede replicarse en Argentina, donde ya ha habido un aumento importante de contagios", advirtió.

"En la Semana Santa vamos a respetar las reservas que se han tomado", informó sobre los próximos feriados y la actividad turística, y por último planteó: "Vamos a ser cuidadosos de no generar ningún tipo de noticia que altere la situación normal o el desarrollo de las actividades previstas". (Télam)