(Por Silvina Oranges, enviada especial) Cuando terminaba la conferencia de prensa conjunta del presidente Alberto Fernández y el canciller Olaf Scholz, un periodista alemán le preguntó al sucesor de Angela Merkel su opinión sobre un tema de política local: las críticas que había recibido su ministra de Defensa por haber llevado en un helicóptero oficial a su hijo.

"Asombrosa esa pregunta, me impresiona", dijo el Presidente argentino entre risas. "Gracias a Dios, no tengo que contestarla yo, sería muy duro si lo hiciera", agregó y de inmediato, Scholz le replicó: "Me hubiera gustado".

"Si tengo que dar mi opinión la doy, pero no creo que corresponda. Y ahora me olvidé la otra pregunta. Me impactó tanto la segunda pregunta que me olvidé de la primera", afirmó Fernández, ante las risas de todo el auditorio.

----

Argentina 3 - Alemania 0

En la reunión bilateral que mantuvieron hoy Fernández y Scholz, junto a sus comitivas, tres funcionarias argentinas integraron la misma, mientras que del lado alemán eran todos representantes del género masculino.

La secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; la jefa de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Luciana Tito; y la portavoz Gabriela Cerruti fueron las representantes femeninas por Argentina.

--------

En Berlín, el Presidente se hospeda en un hotel con mucha historia

El Hotel de Rome, donde se hospeda el presidente argentino durante la jornada de hoy en Berlín -por invitación del gobierno alemán- es un edificio del siglo XIX que originalmente albergó la sede del Dresdner Bank de Alemania.

El hotel forma parte de Bebelplatz, la plaza histórica que es el lugar de la infame campaña de quema de libros de los nazis en 1933.

Construido en 1889, el edificio fue sede del Dresdner Bank de Alemania y, después de la Segunda Guerra Mundial, albergó al banco estatal de la Alemania Oriental comunista (DDR).

La antigua bóveda de joyas del banco está convertida ahora en un lujoso spa subterráneo, con la bóveda de dinero original de acero y cobre ahora reformada en un elegante salón de belleza. (Télam)