Una plaza de Mayo colmada homenajeó hoy a quien fuera durante 43 años la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien falleció a sus 93 años el domingo pasado pero estuvo presente en cada bandera, cada carta, cada canto y en el recuerdo de quienes la conocieron, la acompañaron o simplemente "la van a sentir siempre como la madre de todos".

"Dicen que en la naturaleza hay cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego. Para mí Hebe es tierra fertilizada en la lucha de nuestros hijos, es el agua para que esa semilla germine, es el aire que respiramos en las plazas y siento que es ese fuego infinito encendido con pasión revolucionaria", evocó desde el escenario la madre de la filial Tucumán, Sara Mrad.

Junto a Mrad estuvieron presentes y expresaron su enorme cariño y agradecimiento desde el escenario las Madres de Plaza de Mayo Josefa de Fiore, Visitación de Loyola, Irene de Chueque y Carmen Arias.

"¿Qué quieren que les diga con esta plaza? Yo la tengo viva a Hebe, siempre presente y voy a seguir con todos sus consejos y pensamientos, principalmente con seguir siendo las madres de todos", dijo emocionada pero firme Loyola, con sus 98 años.

Por su parte, de Fiore sostuvo que Bonafini "no se fue y no se va a ir nunca", que donde esté "nos va a dar mucha fuerza" y que "por ello tenemos que seguir", tras lo cual los miles de presentes que colmaron la Plaza de Mayo gritaron al unísono "Hebe presente, ahora y siempre".

"Aquí estamos con la fuerza, las palabras y discursos de Hebe que nos marcaron ayer, hoy y siempre y que nos van a guiar de ahora en más", expresó de Chueque, madre de la filial de Mar del Plata, y destacó que Bonafini supo darles "cariño".

"Nos enseñaba a pensar en el otro, la solidaridad, nos enseñó todo", exclamó.

También estuvo presente en la multitud desde temprano la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Adelina Lara Molina, hermana de Carlos Alberto Rizzo Molina, secuestrado el 13 de diciembre de 1977.

Varios de los funcionarios públicos y referentes sociales presentes hablaron con Télam y rememoraron "un momento con Hebe", como lo hizo el secretario de Derechos Humanos y nieto recuperado, Horacio Pietragalla Corti, que eligió el día que la conoció personalmente.

"Cuando pude hablar con ella por primera vez, en aquella primera marcha de la resistencia en el 2003, fue justo acá", dijo en referencia a las carpas armadas por las Madres.

Y rememoró: "Hablé con ella, reflexionamos sobre lo que me había pasado, recién había encontrado mi historia y lloramos juntos", recordó Pietragalla.

"Fue muy cálida ese día, a partir de ahí forjamos una relación desde lugares de responsabilidad pero también como militantes políticos por sobre todas las cosas", añadió.

Por su parte, la diputada del Frente de Todos (FdT) Paula Penacca evocó ante esta agencia: "Cuando Hebe me invita a hablar por primera vez en la ronda de las Madres, yo estaba embarazadísima de mi nena Matilda, después de hablar viene y me regala una carta que le había mandado el Papa Francisco a ella y me dice 'Guardá esto y cuando Matilda sea grande, se la das y le decís que te la regalé yo'".

Asimismo, la diputada evocó una tarde en la que fueron a visitar a Hebe con su hija Matilda de dos años y ella las recibió "como lo que era, una madraza".

"Mi hija siempre fue un poco arisca pero Hebe logró acercarse a ella contándole un cuento de un pajarito, que nunca supe bien cómo era porque se lo contaba al oído; se rieron y estuvo en sus brazos un buen rato", describió.

Penacca destacó que "esa Hebe que fue y es la madre de todos y todas fue la madre de mi hija un ratito y es la Hebe que voy a recordar siempre".

Para el consejero de la Magistratura Héctor Recalde, resultan "inolvidables" las visitas a Hipólito Yrigoyen 1584, la sede de la asociación, porque en esas ocasiones, subrayo a Télam, "el mano a mano con Hebe era muy gratificante".

"El recuerdo que más tengo en el corazón es cuando un Jueves Santo me pude poner a sus pies y lavárselos, que es el símbolo que hizo Jesús a los discípulos, el poder lavarle los pies a las madres y a Hebe en una marcha lo llevaré siempre en el corazón", dijo a esta agencia el referente del Grupo de Curas en Opción por los Pobres Francisco "Paco" Olveira, mientras junto a miles de personas daba la vuelta completa a la Plaza de Mayo desde la calle Rivadavia.

Aunque en un video compartido por el Ministerio de Cultura donde se la ve a Bonafini decir que se consideraba "una más", la cantautora y exministra de Cultura Teresa Parodi se "animó a contradecirla".

"Yo la voy a contrariar, es imposible recordarla como una más. Es muy importante que se la recuerde como fue: una bandera, una voz que se alzaba por todos y todas", dijo y la describió como "una mujer con un gran coraje, una de las voces y de los puños alzados que hizo que la democracia vuelva a este país".

A Parodi le fue "imposible" seleccionar un recuerdo con Hebe ya que fueron muchos los años y experiencias compartidas en las que vivió "muy cerca de ella".

Sin embargo, la cantautora dijo a Télam que jamás olvidará aquel primer Luna Park en el que, sin conocerse, Bonafini la llamó por teléfono para invitarla a cantar en ese estadio, o cuando un 24 de marzo le pidió que fuera la directora del Espacio Cultural Nuestro Hijos (ECuNHi) en la exEsma, al que describió como otro "día inolvidable".

Quienes expresaron sus recuerdos y rememoraron frases imborrables de Hebe fueron también todos aquellos que fueron acercándose a la Pirámide de Mayo para dejar sus pañuelos, carteles e imágenes con frases como "Amor con amor se paga", "Resistir es combatir", "Un pueblo te llora", "Los pibes son el presente no el futuro", "El cielo está de fiesta llegó mamá Hebe" o "Tu voz y tu pensamiento serán nuestra guía".

Lo mismo con cientos de banderas que fueron atándose a lo largo y ancho de toda la Plaza con frases como "Pensando en vos siempre, siempre extrañándote", "Madres de la plaza la villa las abraza" o "30.000 veces gracias".

Como dijo la propia Hebe en un video que la Asociación publicó en sus redes el domingo pasado, la Plaza de Mayo la homenajeó hoy como ella deseó: "El día que yo me muera no tienen que llorar, tienen que bailar, tienen que cantar, hacer una fiesta en la Plaza porque hice lo que quise y dije lo que quise". (Télam)