El ministro de Educación, Nicolás Trotta, ratificó hoy el compromiso del Gobierno nacional de que "el salario inicial le gane a la inflación", en el marco de la paritaria nacional docente que se inició ayer.

El año pasado "el salario docente subió unas décimas por encima de la inflación y nuestra voluntad es que este año se le gane a la inflación que es también el pedido de las distintas organizaciones sindicales", dijo hoy Trotta .

En diálogo con FM La Patriada, el titular de la cartera educativa destacó que, durante los encuentros que mantenga por el tema de las paritarias docentes, también se tratarán otros aspectos centrales como "el proceso de reinversión educativa, condiciones de trabajo para fortalecer un regreso seguro a la presencialidad, formación docente, distintos aspectos que fueron expresados por las formaciones sindicales que participaron de la paritaria".

Consultado sobre si puede suceder que cierre la paritaria nacional docente con aumento de más del 30%, el funcionario dijo que "estamos hablando con las propias organizaciones y construyendo las proyecciones para lo que puede ser este año en términos de la inflación y que sea una de 12 meses desde noviembre del año pasado a noviembre de este año, como está fijado en el decreto que convoca la paritaria".

En cuanto a la vacunación para los maestros y maestras, reafirmó que la decisión del Gobierno es que "los docentes sean parte de los grupos priorizados en acceso a la vacuna".

"Son 1.450.000 docentes y no docentes desde la educación inicial hasta la superior y vamos a comenzar con educación inicial, especial y primaria que implica vacunar a un poco más de 360 mil maestros y maestras", precisó.

"Los docentes son uno de los 5 grupos priorizados", remarcó Trotta y puntualizó que la expectativa es poder terminar de vacunar a los maestros para junio- julio.

En este punto, señaló que "lo que permite un regreso seguro a la presencialidad son los protocolos" pero destacó que "la vacunación va a permitir ir fortaleciendo esa presencialidad".

Respecto al regreso a clases de este semana -en la Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Santiago del Estero y Santa Fe-, dijo: "Es un proceso que hay que seguir fortaleciendo, e ir mejorando todos aquellos aspectos que permitan no solo el inicio del ciclo, sino sostenerlo porque es un desafío enorme que tenemos por delante".

Asimismo, se refirió a la falta de insumos que denunciaron algunas escuelas: "Cada jurisdicción tiene que desplegar las medidas necesarias para garantizar la aplicación del protocolo" y remarcó la importancia de la fiscalización de gremios y familias para el cumplimiento.

Por otro lado, recordó que en la reunión que mantuvo la semana pasada con el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, planteó la necesidad de transitar procesos de priorización de la inversión educativa".

En ese marco, dijo que la gestión tanto de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires como la de Rodríguez Larreta, "ha existido un proceso de baja en la participación del presupuesto educativo y, lamentablemente, a eso hay que sumarle los cuatro años de presidencia de Macri que implicó la ruptura de todos los consensos en las priorización de la inversión educativa".

"El presupuesto nacional 2021 presentado por nuestro gobierno rompe esa inercia de desinversión que se impuso en Argentina en 2015-2019", concluyó. (Télam)