La Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) rechazó un recurso contra una resolución que se opuso a la excarcelación de un exoficial del ejército, condenado a 17 años de prisión por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, trascendió hoy tribunales.

Se trata del caso de Francisco Rodolfo Novotny, cuya condena no se encuentra firme, y quien por razones de salud y edad, cumple desde hace dos años arresto domiciliario.

Al solicitar el beneficio de la excarcelación, la defensa sostuvo que “no existe ningún peligro” que Novotny se fugue, “pues a su edad, sin cobertura médica, sin la atención correspondiente y lejos de sus afectos, sería buscar su muerte en soledad”.

Agregó que “era un Oficial Subalterno del Ejército Argentino con el grado de Teniente Primero” por lo que negó que tuviera ascendencia en las estructuras del Estado que le permitieran eludir el accionar de la justicia.

La Sala de Feria de la CNCP recordó que el 5 de diciembre último el ex militar fue condenado a 17 años de prisión como “coautor mediato penalmente responsable del delito de privación ilegal de la libertad cometido por funcionario público con abuso de sus funciones agravado por mediar violencia o amenazas” e “imposición de tormentos” reiterado en siete oportunidades, en uno de ellos calificados por ser la víctima perseguida política.

Las violaciones a los derechos humanos, según el juicio cuyos fundamentos de darán a conocer el próximo 7 de marzo, se habrían cometido en la Comisaría de Ramos Mejía bajo la órbita del Grupo Artillería Mecanizada 1 de Ciudadela.

Novotny se desempeñó como auxiliar del Grupo de Operaciones de la Compañía de Comando y Servicios del Grupo de Artillería I de Ciudadela del Ejército Argentino entre el 15 de octubre de 1976 y el 2 de noviembre de 1977 y posteriormente como auxiliar oficial de Inteligencia en el Grupo de Artillería I de Ciudadela, alcanzando el grado de teniente coronel en el Ejército Argentino.

Al rechazar el recurso de casación la Sala de Feria de la CFCP consideró que si bien a la fecha la sentencia condenatoria no se encuentra firme la negativa a excarcelar por parte del tribunal oral “luce fundada y no resulta arbitraria” ya que “cuenta con los fundamentos jurídicos necesarios y suficientes que impiden su descalificación como acto judicial válido”.

El fallo que habilitó el receso de enero pero declaró “inadmisible” al planteo de la defensa fue firmado ayer por los camaristas Diego Barroetaveña, Juan Gemignani y Carlos Mahiques. (Télam)