La Federación Entrerriana de Transportistas de Cargas (Fetac) y transportistas y empresarios del sector autoconvocados realizaron este lunes un paro en rutas y caminos de esa provincia, en contra de disposiciones de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).

El paro patronal y quema de neumáticos afectó el acceso al túnel subfluvial que une las ciudades de Paraná y Santa Fe; sobre las rutas nacionales 14 y 18, y en otras rutas provinciales en las inmediaciones de las ciudades de Concordia, Chajarí, El Pingo, Victoria, Nogoyá y Gualeguaychú.

Uno de los reclamos es que se elimine la obligación de realizar un informe sobre la configuración de carrocerías para los camiones chasis con cabina, una exigencia de la CNRT a nivel nacional, como además la unificación del carnet psicofísico con el carnet nacional habilitante en las categorías reguladas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

"Estamos cansados de tanta incorporación de trámites, que demandan dinero que la actividad no está permitiendo juntar y además del tiempo que demandan dichas burocracias", advirtieron los organizadores de la protesta en un comunicado dirigido a la CNRT.

Además, en volantes repartidos a quienes transitaban por los cortes cuestionaron que los transportistas "pierdan días de trabajo por la cantidad de trámites" que deben realizar, y en el mismo sentido manifestaron que las reglamentaciones nacionales "cumplen requisitos en común y son extremadamente costosos".

También solicitaron "un paliativo" para los dueños de los camiones "afectados por el peso potencia", y al mismo tiempo exigieron que se derogue la Ley Nacional de Tránsito (24.449, sancionada en 1994 pero con modificaciones posteriores) para crear una nueva norma "con el aporte de todos los sectores".

Por "peso potencia" se conoce la reglamentación de la CNRT que establece un plazo para sacar de circulación los camiones de motores de baja potencia, que hoy trasladan hasta 45 toneladas, con el objetivo de aumentar la seguridad vial en las rutas.

En paralelo, el secretario general del Sindicato de Camioneros de Entre Ríos, Jorge Ávalos, aseguró a FM Litoral de Paraná que las medidas de fuerza fueron tomadas "exclusivamente por empresarios, no por trabajadores".

El gremialista calificó de "raro" el paro, ya que "se hizo de un día para el otro, sin haber pedido audiencias o reuniones", y porque "todos los camiones de las empresas que reclaman salieron en viaje ayer a la mañana".

"Impulsan un paro que va a detener a todos los camiones de la provincia, pero los de su empresa fueron liberados el domingo temprano, cosa de no agarrarlo, algo poco leal", advirtió, suspicaz, Ávalos.

En tanto, el secretario de Transporte de Entre Ríos, Néstor Landra, al referirse al paro de los transportistas aseguró que se trata de una protesta contra "medidas nacionales, la provincia no tiene nada que ver", pero resaltó que "hay diálogo y trabajo conjunto entre el sector, el Gobierno nacional y el provincial".

Asimismo, recordó que las nuevas medidas de la CNRT "se acordaron en julio pasado en un acta acuerdo con la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac)", y destacó que "apuntan a la seguridad vial y que hace muchísimo tiempo se viene tratando".

Respecto a la demanda sobre el peso potencia, enfatizó en que "viene discutiéndose desde el año 1998, hay una ley del 2006, y ya pasó el tiempo prudente para que se instale".

Por otro lado, al ser consultados por Télam sobre los reclamos en Entre Ríos, fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación señalaron que "las posiciones vigentes" por las disposiciones de la CNRT "son las que se reconocen mediante las cámaras (empresarias) y federaciones nacionales, como ocurre con el resto de las provincias".

Desde la cartera de Transporte añadieron que "la situación de Entre Ríos es algo puntual", informaron que no está en carpeta modificar "las normativas vigentes por cuestiones de seguridad vial" y, en relación a este reclamo, plantearon que la federación de transportistas a nivel nacional deberá "tomar intervención" ante el conflicto, ya que Fetac es un adherente provincial. (Télam)