La Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) de Córdoba pidió hoy "voluntad política" a las autoridades sanitarias del Gobierno de la provincia, ante la decisión de reanudar actividades que estuvieron vedadas los últimos días, en la nueva etapa de las restricciones para evitar contagios de coronavirus.

Una de las actividades que se reiniciarán mañana son las clases presenciales en un sistema bimodal para las escuelas primarias, lo que los gremios docentes cuestionaron e instaron a los padres a "no enviar a los hijos a los colegios".

La UTS remarcó: "La situación sanitaria es grave, pero se puede evitar que empeore si hay voluntad política. El gobierno debe escuchar a quienes estamos en primera línea y cambiar. Si no, será responsable de miles de contagios y nuevas muertes".

"El propio ministro (Diego) Cardozo (de Salud) reconoce en los medios que aún no se puede asegurar que hayamos llegado al pico de contagios. La decisión es retomar las aperturas de la fase anterior y la presencialidad escolar, como si la situación hubiera mejorado", resaltó el gremio sanitario.

A la vez resaltaron que el Hospital de Niños, el Rawson, el Tránsito Cáceres, el Misericordia y otros centros de salud del interior de la provincia tienen un 100% de ocupación de camas.

Por lo tanto, la UTS expresó que hay que "cambiar la política sanitaria y escuchar lo que hace más de un año dicen las y los trabajadores que estamos en la primera línea. Eso implica la decisión política de priorizar la salud y no los negocios de un puñado de empresarios".

(Télam)