El embajador argentino en México, Carlos Tomada, dijo hoy que a partir del próximo fin de semana Argentina recibirá vacunas AstraZeneca fabricadas en México, y comentó que las acusaciones de la jefa del PRO, Patricia Bullrich, contra el Gobierno sobre presuntos sobornos son una "canallada".

"En el día de hoy lo importante es que hemos logrado que se inicie un aprovisionamiento normal a partir del próximo fin de semana, que México ha tenido una generosidad importante en términos de adelantar vacunas para que el flujo de Argentina pueda profundizarse rápidamente; creo que eso es una noticia importante", dijo Tomada.

Por El Destape Radio, Tomada explicó: "Hubo un inconveniente con el aprovisionamiento que tenía que llegar desde Estados Unidos. (El presidente norteamericano Joe) Biden cambia la política sanitaria y no deja salir una serie de cosas, y eso demora la fabricación de vacunas en México. Entonces se mandan dosis a un laboratorio que primero hubo que identificarlo, que fue bastante complejo según me dicen, y luego se empezaron a fabricar también en Estados Unidos".

El funcionario amplió entonces que el único obstáculo que surgió en la producción de vacunas entre México y Argentina fue a partir de que "Estados Unidos decidió no permitir la exportación de insumos necesarios" para el laboratorio azteca y que logró superarse enviando "dosis argentinas a laboratorios norteamericanos".

El exministro de Trabajo de la Nación agregó que gracias a esas gestiones "hoy Argentina está recibiendo las vacunas; algunas de AstraZeneca de Estados Unidos, otras AstraZeneca que vienen vía el sistema Covax y recibe también ahora a partir del sábado vacunas AstraZeneca que son fabricadas acá en México en un laboratorio de Florencia". Y agregó: "No se puede dudar de que contamos con un gran apoyo de México".

Tomada habló luego sobre las noticias publicadas en el país con respecto a las vacunas: "Leo las cosas que se dicen en Argentina, leo las cosas que dicen los jefes de la oposición que me indignan, leo lo que dicen los verdaderos jefes de la oposición que son los grandes centros concentrados y la verdad me hace mucho daño, francamente, porque es muy difícil estar en medio de un proceso de pandemia y escuchar a gente que opina sin saber, o aun sabiendo lo único que pretende es perjudicar un proceso".

Sobre las declaraciones de Patricia Bullrich contra el presidente Alberto Fernández y el exministro de Salud Ginés González García, a quienes involucró en un supuesto pedido de "retornos" a la empresa Pfizer para comprarle vacunas, dijo que "la canallada de la presidenta de un partido con respecto a un exfuncionario, un querido compañero, es francamente indignante".

Y aclaró que si bien "hubo demoras", el Presidente "ha traído todas las vacunas posibles". El funcionario dijo que "no es fácil el escenario en el mundo. La verdad, la pelea es salvaje por el tema vacunas, primero por la producción, después por la distribución y después por el acaparamiento". (Télam)