La presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, destacó hoy la decisión del Gobierno de "recomponer con el monto de Tarjeta Alimentar" el poder adquisitivo de las familias "para llegar al 70 por ciento de un equivalente de una canasta básica de alimentos" junto a los acuerdos para evitar el "aumento desmedido" de los precios.

La funcionaria también señaló, en diálogo desde la Casa Rosada con los canales Telefé Rosario, 12 de Córdoba y 9 de Mendoza, que el presidente Alberto Fernández dispuso "ampliar la cobertura de la Tarjeta Alimentar para las familias que tienen niños de cero a catorce años porque entiende lo beneficioso que ha sido durante todo el años pasado de pandemia dar la cobertura a todos los niños por igual de manera universal".

"La extiende hasta los catorce años porque allí es donde tenemos lamentablemente los indicadores de pobreza más alarmantes y angustiantes de la Argentina", explicó la dirigente platense.

Además, remarcó que "seis de cada diez niños en ese grupo etario es pobre y entendemos que esta política contempla no solo a cada niño sino a la cantidad de hijos que tienen las madres que hasta ahora recibían la Asignación Universal por Hijo (AUH) y ahora el complemento alimentario que busca recomponer el poder de compra que tenían las mamas allá en diciembre de 2015".

En esa línea, señaló que "en diciembre de 2015, una madre tenía mayor poder de compra de alimentos que lo que tiene a partir de que Mauricio Macri dejara el gobierno, esto está estudiado y hay números que no se pueden ni olvidar ni evitar".

"Queremos hacernos cargo de esa realidad y recomponer con el monto de Tarjeta Alimentar para llegar al 70 por ciento de un equivalente de una canasta básica de alimentos", enfatizó.

"Estamos hablando de una población que si no tuviese este apoyo correría riesgo la posibilidad del desarrollo que esperamos para todos los niños y niñas en igualdad de oportunidades en la república argentina", señaló.

Asimismo, sostuvo que "no hay futuro laboral ni presente inmediato si permitimos que haya hambre" en Argentina por lo cual, recordó, el gobierno decidió ampliar a $12.000 la Tarjeta Alimentar y extender los beneficios a niños y niñas hasta los 14 años.

La funcionaria resaltó que recientemente el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) coincidieron sobre el "impacto positivo" de la Tarjeta Alimentar en 2020 durante la pandemia del coronavirus que, hasta hace unos días, solo alcanzaba a niños y niñas de hasta 6 años.

En el país, dijo, "tenemos sumergido el 42% de la población en la línea de pobreza y el 10,5% en la indigencia: sería inmoral pensar que vamos a darle oportunidad de trabajo a un joven y a una mamá que hoy no puede alimentarse".

Asimismo, proyectó que para este año "Argentina va a tener un crecimiento del 5,5 puntos del PBI (Producto Bruto Interno), y somos conscientes que eso va a significar cerca de 600.000 puestos de trabajo".

Tolosa Paz remarcó que el Presidente dijo que "los indicadores de pobreza e indigencia en Argentina son insoportables e insostenibles" y señaló que por lo tanto "se ha tomado la correcta decisión de volcar un esfuerzo importante de recursos, entendiendo el hambre y la desocupación no pueden golpear a los niños y niñas".

Como complemento de esas políticas, al funcionaria recordó que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, "anunció una mesa de acuerdo de la carne, que redujo el precio del kilo de asado a 359 pesos y dispondrá de más de 8 mil toneladas de carne en tres mil puntos de ventas en las grandes ciudades" y destacó que "existen también combos de 160 pesos hasta 290 pesos, de entrega de frutas y verduras del productor directo al consumidor".

En ese sentido, dijo que "desde el primero de junio regirá una batería de 180 productos dentro de una canasta en donde productores y a los que comercializan alimentos se han comprometido a sostener precios congelados por 180 días".

"La novedad es que ya la góndola no va a marcar el precio, sino que el producto tendrá en el etiquetado frontal la indicación de cuanto sale el kilo de arroz, fideos, azúcar, y alimentos que se consumen todos los días", especificó.

Tolosa Paz apuntó que "el presidente no solamente está preocupado porque necesitamos controlar el aumento de los precios de la canasta básica de alimentos, sino porque ese aumento desmedido golpea a los sectores que hoy necesitan de la asistencia del Estado para llevar un plato de comida a la mesa".

"Imaginen si el Estado se corriera de este rol regulador de precios, sería realmente imposible sostener esa alimentación saludable que esperamos que tengan los argentinos con la Tarjeta Alimentar", sostuvo.

"Creemos que son medidas importantes, universales que llegan a toda la Argentina federal y que lo hacemos con la convicción de que esto también tracciona al comercio de cercanía", señaló al indicar que "este círculo virtuoso que queremos empezar a hacer funcionar, que es poner plata en el bolsillo para mover la demanda de bienes y servicios que se producen en la Argentina, también es una manera de continuar con el crecimiento económico". (Télam)