La ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, descartó hoy mayores restricciones "si siguen los cuidados" y "se mantiene el ritmo de vacunación que se ha acelerado" en los últimos días, de cara al vencimiento el próximo viernes 11 del actual decreto que estableció medidas de cuidado para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus.

"Si en estos días que siguen continuamos con los cuidados, y si seguimos con este ritmo de vacunación, con seguridad estas restricciones se van a poder mantener así, pero si se produce un relajamiento y falta de cuidado eso nos va a obligar nuevamente a tomar nuevas medidas", sostuvo la funcionaria en declaraciones a FM La Patriada.

Un aislamiento estricto rige este fin de semana en los grandes centros urbanos y las regiones del país en situación de "alarma" o de "alto riesgo" epidemiológico y sanitario, de acuerdo al último decreto de necesidad y urgencia dictado por el Gobierno nacional para reducir la circulación y mitigar el avance de la segunda ola de coronavirus.

En tanto, García remarcó que en la Provincia de Buenos Aires "bajó un poco el número de casos pero hay que ver los números de mañana" y agregó: "Si la cantidad de fallecidos sigue descendiendo, podremos mantenernos en este estado".

No obstante, agregó que "a esto habrá que sumarle el comportamiento del sistema sanitario".

En cuanto al proceso de vacunación, puntualizó que se llegó a "alcanzar las 110.000 dosis aplicadas por día" y destacó el acuerdo alcanzado entre la Provincia de Buenos Aires y un laboratorio indio, por la compra de hasta 15 millones de dosis, anunciado ayer por el gobernador Axel Kicillof.

"Desde julio del año pasado, cuando ya se conocía la posibilidad de producción en distintos países, el gobernador realizó contactos con Estados y laboratorios a fin de acercar otras posibilidades de compras de vacunas", confió García y añadió que "todas ellas iban dirigidas a engrosar la cantidad de vacunas que tendrá el Gobierno Nacional".

Por eso, señaló que esas dosis que va a adquirir la provincia de Buenos Aires "van a estar a disposición del Gobierno Nacional para una justa y equitativa distribución en todo el país", algo que ya fue adelantado ayer en la conferencia que brindó Kicillof.

La ministra recordó también que existen otros "contratos del Gobierno Nacional que ya están por salir" y deseó que "que otras provincias logren concretar las negociaciones que están llevando adelante y que tengan el mismo concepto de la provincia de Buenos Aires en ser solidarios para que todas puedan tener", agregó. (Télam)