El diputado nacional del Frente de Todos Rodolfo Tailhade informó hoy que se presentó para aportar información en la causa abierta a partir de la autodenuncia presentada por el procurador general interino, Eduardo Casal, para que se lo investigue por presunto enriquecimiento ilícito.

El legislador pidió ante el fiscal Federico Delgado que se incorporen a la causa la totalidad de las declaraciones juradas de Casal a partir del año 2013, de modo de estudiar su evolución, y que se dispongan las medidas de prueba, especialmente los peritajes contables, requeridas en la presentación.

En un comunicado, el diputado neuquino señaló que las declaraciones juradas de Casal “presentan inconsistencias que evidencian la pertinencia de abrir una profunda investigación, que persiga el objetivo de establecer si su desmedido crecimiento patrimonial, que se evidencia a partir de su designación como procurador general de la Nación interino, y que es algo que está justificado en los términos del art. 268 del Código Penal”.

"Casal en tres años compró más de 300.000 dólares, a un ritmo de 8.500 por mes, mientras que en sus 40 años previos en la función pública había acumulado poco más de 100.000. Es notable que sólo en 2017, año en el que asumió como Procurador General de la Nación, adquirió la misma cantidad de dólares que en el resto de su vida anterior", observó.

Tailhade precisó que Casal "declara acciones en 15 empresas, entre ellas las más beneficiadas por los tarifazos del macrismo, y en el Standard Chartered Bank, un banco que sólo tiene una oficina de representación en Argentina y que se encuentra entre los más sancionados en el mundo por colaborar en el lavado de dinero ilícito y en la fuga de capitales".

Al respecto, el diputado indicó que el Procurador "pasó de declarar tres propiedades a fines de 2016, a once a finales de 2019. Según consigna el propio Casal en sus declaraciones juradas, las ocho propiedades que incorporó en estos tres años fueron producto de 'herencia'”.

“Este crecimiento exponencial de propiedades inmuebles debe ser examinado con mucho detalle, y para ello es necesario contar con los expedientes sucesorios aludidos por Casal", subrayó.

El legislador oficialista apuntó que "no alcanza con verificar solamente si las casas, terrenos, locales y departamentos que 'heredó' Casal se encuentran efectivamente informados en la sucesión de sus padres", si no que "falta subir un escalón más en el análisis y establecer en que fechas y de qué manera los señores padres del magistrado adquirieron esos inmuebles". (Télam)