El presidente de la comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, Rodolfo Tailhade (FDT), presentó hoy una cuestión de privilegio contra los integrantes de la Corte Suprema y dijo que es "trucho" y "viola en varios sentidos normas del ordenamiento jurídico argentino" el fallo de ese tribunal que anula la designación de un senador oficialista en el Consejo de la Magistratura.

El legislador formuló estos conceptos en la sesión especial de la Cámara baja, donde afirmó que hay "una intromisión" de la Corte en el Senado al querer establecer como "tienen que funcionar los bloques" parlamentarios.

De esta manera se refirió al fallo de la Corte que revocó el decreto parlamentario que designó al senador del Frente de Todos Martín Doñate como representante por la segunda minoría en el Consejo de la Magistratura y dispuso que esa banca corresponde al representante del PRO Luis Juez.

"La firma de (el presidente de la Corte Horacio) Rosatti no vale, es trucha, por eso hay que ir contra la misma Corte, para que se resuelva si efectivamente Rosatti ha intervenido de manera irregular. Me parece que deberíamos considerar que estamos frente a un Poder Judicial al margen de la ley".

"La firma de (el presidente de la Corte Horacio) Rosatti no vale, es trucha, por eso hay que ir contra la misma Corte, para que se resuelva si efectivamente Rosatti ha intervenido de manera irregular. Me parece que deberíamos considerar que estamos frente a un Poder Judicial al margen de la ley", agregó.

Señaló que Rosatti "vuelve a intervenir en un tema que es propio, donde tienen un interés específico".

"Está interviniendo en una cuestión en la que tienen intereses quienes tienen que ser sus colegas en el Consejo de la Magistratura", dijo.

El diputado oficialista señaló que el fallo de la Corte "es una intromisión en la esfera privativa del Senado, porque se mete a explicarle a los senadores cómo tienen que funcionar los bloques. Todo eso dice el fallo, dándole a los senadores recomendaciones que nadie les pidió".

El legislador añadió que esa resolución "viola en varios sentidos normas del ordenamiento jurídico argentino" y la división de poderes, al querer "legislar, que es algo que le corresponde a los integrantes de este Congreso". (Télam)