El ministro de Defensa, Jorge Taiana, sostuvo hoy que "nunca renunciaremos al reclamo de soberanía" sobre las Islas Malvinas y los espacios marítimos argentinos del Atlántico Sur "porque creemos que su ejercicio es decisivo para la determinación de nuestra autonomía en el territorio continental, marítimo, insular y antártico".

"Estamos reclamando por esa tierra donde hay sangre de argentinos, por una parte de esa Argentina bicontinental, esa Argentina que comprende nuestras Islas Malvinas, el Atlántico sur y la Antártida", señaló Taiana al hablar durante el acto de lanzamiento de la "Agenda Malvinas 40" que se realizó en la sede del Museo Malvinas.

Dijo que este 3 de enero, en que se cumplen 189 años de la usurpación por la fuerza de las Islas Malvinas por parte de Gran Bretaña, constituye "un aniversario muy importante porque se enmarca en los 40 años del conflicto de Malvinas y en el sacrificio de nuestros héroes que dieron su vida defendiendo la soberanía, que recordamos y recordaremos hoy y siempre".

Consideró el ministro que "al mismo tiempo su sacrificio fortalece nuestro compromiso con el inclaudicable reclamo conforme a los principios del derecho internacional para hacer efectivo el ejercicio de la soberanía".

Es por ello que el gobierno nacional le está dando "un fuerte impulso a la campaña antártica de verano y recuperando la base Petrel" ubicada en la isla Dundee, en el extremo de la península antártica, a unos 1.100 kilómetros de Ushuaia", la cual "durante décadas estuvo abandonada", manifestó, y dijo que también "también estamos comenzando la construcción del polo logístico" en la capital fueguina.

"Nuestro objetivo es fortalecer nuestra presencia en todo el Atlántico sur, así como la defensa de la integridad territorial de nuestro país" indicó Taiana, pero advirtió que "debemos mantener el Atlántico sur como una zona de paz y cooperación y la defensa de recursos naturales renovables y no renovables".

Click to enlarge
A fallback.

En ese marco el ministro de Defensa hizo hincapié en la "importancia de la integración regional, porque la unidad de la región es lo que nos dará el poder y la fuerza para enfrentar a ese imperio colonial, que no se digna a respetar la integridad territorial de la Argentina".

"Vamos a defender nuestros derechos en todos los ámbitos multilaterales y regionales para que en el futuro las Malvinas sean de ejercicio plena de nuestra soberanía", subrayó Taiana.

Recordó que hay "un desconocimiento" en la sociedad argentina de que hay "otro país que actuó primero en las Malvinas, que es Estados Unidos", el cual "el 31 de diciembre de 1831, atacó y destruyó la colonia de Puerto Soledad que gobernaba (Luis) Vernet" quien fue el primer comandante político y militar argentino de las Islas Malvinas y adyacentes al cabo de Hornos en el océano Atlántico.

"Esa destrucción de la colonia anticipó la invasión británica y fue dada en consuno, porque lo que quiso hacer Vernet fue cobrar derechos por la caza de ballenas, de focas y de pingüinos, (en compensación) por la apropiación de los recursos naturales que tenía la Argentina de las Provincias Unidas", explicó el ministro.

Destacó que la usurpación británica "nunca fue aceptada por autoridad alguna de la Argentina, es una usurpación no consentida, no hay tratado, discurso, acuerdo que haya aceptado esa ocupación por la fuerza y esto es desde el punto de vista del derecho internacional es un elemento muy, muy importante".

"El reclamo argentino, de todos los gobiernos, ha sido algo muy importante, y tuvo una constante, solo alterada por ese acontecimiento del cual este año se cumplen 40, que es el intento de recuperarlas a través de los medios militares", dijo.

Señaló el ministro de Defensa que "ningún gobierno había intentado recuperarlas por la fuerza, por eso la Constitución Nacional de 1994 dice en el párrafo transitorio que la recuperación del derecho de la soberanía se hará a través del derecho internacional, y esto es un aspecto importante". (Télam)