Familiares y allegados de los tripulantes del ARA San Juan participaron esta tarde de un oficio religioso, al cumplirse cinco años del hundimiento del submarino, junto al ministro de Defensa, Jorge Taiana, donde reforzaron el pedido de justicia y pidieron por el procesamiento del expresidente Mauricio Macri.

La ceremonia comenzó pasadas las 18, en la Plaza de Armas de la Base Naval de Mar del Plata, luego de una reunión que los familiares de las víctimas mantuvieron con Taiana.

La ceremonia estuvo a cargo del obispo Castrense Monseñor Santiago Olivera, con la presencia de 270 familiares de los 44 marinos muertos, quienes llegaron procedentes de diversos lugares del país, según informó el ministerio de Defensa.

Además, a cada familia se le entregó una rosa roja y todos los parientes llevaban banderas argentinas con los nombres de los fallecidos.

Luego de la misa, Yolanda Mendiola, madre del Cabo Principal Leandro Fabián Cisneros, de Jujuy, aseguró en diálogo con Telam que “a cinco años de esta larga lucha estamos a la expectativa de lo que va a ocurrir".

Y criticó el accionar de la Justicia, ya que "cuando al expresidente Mauricio Macri lo procesan, es liberado por sus amigos los jueces”.

Además, indicó que “el espionaje del gobierno macrista está más que comprobado" y pidió que "nos valoren como madres, con lágrimas en los ojos y la bandera argentina en nuestras espaldas, ya que fuimos caratuladas como 'un peligro nacional' por ese gobierno”.

En ese sentido, la jujeña aseguró que “nosotros como familia no tenemos nada que esconder, solo nos quedamos con un mensaje o alguna foto de ese viaje fatal que quedará por siempre en la memoria de la Argentina y del mundo entero”.

Mendiola recordó también a su hijo "como alguien que defendió los colores de la patria, un chico que con valores inculcados supo defender a su país".

"Por eso, más que nunca, pido que llegue la verdad y la justicia”, aseveró.

Con respecto al mensaje emitido por Alberto Fernández desde Bali, la madre del Cabo Princial manifestó que “ojalá el Presidente logre imponer justicia y se llegue al final de esta triste historia, porque cada día 15 estamos llenos de dolor y orgullo a la vez, homenajeando a nuestros hijos y familiares que fueron víctimas de fatal y triste tragedia”.

Mientras tanto, Elisa Ortega de Jujuy, esposa del Suboficial Primero Hugo Herrera, dijo a esta agencia que “es un día muy emotivo, pero estamos con fortaleza para salir adelante y que se haga finalmente justicia”.

“Espero que el presidente Alberto Fernández, quien pidió hoy que se haga justicia y se sepa la verdad, nos ayude para esclarecer de una vez por todas este tema que llevamos por siempre en nuestras almas”, completó Ortega.

Por su parte, Rafael Enríquez de Salta, hermano del tripulante Víctor Enríquez, señaló que “esta es una cicatriz para toda la vida y como familiar de unos de estos 44 héroes le pido al presidente actual que promulgue una ley para que sea feriado Nacional el 15 de noviembre en honor a todos los tripulantes del ARA San Juan”.

Con respecto a los actos de espionaje que sufrieron por parte del exmandatario Macri, Enriquez indicó que “dejó mucho que desear su gestión, se le perdió un arma de guerra y el país no sabía lo que era un submarino. Por eso espero que de una vez por todas la justicia actué en favor del pueblo”, marcó.

Y aseguró: “A mi hermano lo recuerdo en su sonrisa, su humildad y predisposición para ayudar al prójimo”.

Luego, Susana Coria de la provincia de San Luis, madre de Fabricio Alejandro Alcaraz Coria, puntualizó: “Aun sigo paralizada como el primer día al enterarme del hundimiento del submarino y solo nos queda esperar que se haga justicia y se sepa lo que pasó”.

“Estamos muy conformes los familiares de los tripulantes con el ministro Taiana que propuso dar becas para todos los niveles educativos, la creación de una unidad de apoyo a la investigación y la obra de un monumento de la Armada frente al submarino”, enfatizó.

Coria, con lágrimas en sus ojos y la bandera argentina en sus manos, rodeada por un rosario, dijo: “Esperamos que este gobierno haga justicia, porque hoy es un día especial donde recuerdo a Fabricio con una sonrisa, haciendo chistes y acompañado de sus amigos, que eran su fiel compañía al igual que toda la familia”.

Por su parte, Daniela Leiva de González Catán, hermana del suboficial principal Luis Marcelo Leiva, consideró que “nunca hemos tenido respuesta de lo que pasó, por eso confío en lo que nos prometió el ministro Taiana y en los deseos del presidente Fernández de que se haga justicia y se sepa la verdad lo antes posible”.

Al consultarla sobre cómo recuerda a su hermano, Daniela no dudó en manifestar “con valentía, orgullo y compañerismo”. (Télam)